MORELIA, Mich., 26 de octubre de 2021.- Después de los hechos suscitados en Cantina 25, donde seis personas fueron asesinadas a balazos el pasado 18 de octubre, el tema de mejorar la seguridad en Morelia está más latente que nunca.

El alcalde, Alfonso Martínez Alcázar, indicó que la urgencia actual está en sanear y recuperar a la Policía Morelia, que fue abandonada durante los tres años de gestión compartida entre Raúl Morón y Humberto Arróniz.

“Hemos hecho los relevos de los mandos en el municipio, pero todavía la Policía debe sanearse.

Se dejó de capacitar, de comprarles uniformes, no han tenido un incremento de sueldo en cinco años, no son defendidos jurídicamente, no tienen un seguro de vida digno, son muchas deficiencias las que tiene y recomponer tiene que ir de la mano con la baja de los elementos involucrados en corrupción, para lograr tener otra vez una Policía modelo, como la dejamos”, expresó en entrevista con Quadratín.

En cifras, comentó que en la administración anterior tenían 700 elementos en la Policía, de los que 200 fueron enviados a administración y 100 como mandos, por lo que la institución estaba al 50 por ciento de su capacidad.

Siga leyendo aquí: Quadratín Michoacán