Lupita Thomas | El notario público aseguró en entrevista que no está obsesionado, pero sí cumple con los requisitos que le permiten contender por este cargo

OAXACA, Oax. 16 de octubre de 2020.- Gilberto Gamboa Medina, abogado oaxaqueño, empresario, notario público, ex funcionario, ha sido mencionado en los últimos días como aspirante a la rectoría de la UABJO.

Postulado por unos y cuestionado por otros, en entrevista aceptó que sí está valorando su participación y asegura que sí cumple con los requisitos.

Transcribimos la entrevista que fue posible vía remota dadas las actuales condiciones de sana distancia:

¿Es usted universitario? ¿Qué lo vincula con la UABJO? Su trayectoria profesional como universitario es pública pero algunos la han cuestionado.

Sí, soy universitario. Estudié la carrera de Licenciado en Derecho en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), me desempeñé como funcionario en la estructura de gobierno de la Universidad, fui Consejero Universitario y soy ampliamente conocido como catedrático por la comunidad docente debido a que participé en la fundación de dos expresiones sindicales existentes en la UABJO, el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (STAUO) donde actualmente milito y el Sindicato Universitario de Maestros (SUMA), soy orgullosamente  universitario como el que más, mi cariño por mi alma máter siempre ha acompañado mi desempeño profesional.

Está valorando si acepta postularse a la Rectoría ¿de qué depende esta decisión?

Es algo que estoy valorando con atención, seriedad y respeto, debido a que se me han acercado compañeros de la comunidad universitaria para manifestarme su simpatía y apoyo, otros más, universitarios con amplio reconocimiento en la UABJO,  se han pronunciado públicamente a favor de mi posible postulación, sin duda son muestras de simpatías que agradezco profundamente.

Estoy consciente que asumir la Rectoría universitaria en estos momentos implica una gran responsabilidad para la atención de su funcionamiento administrativo, académico y búsqueda de solución a su problemática interna.

Sin embargo, no es algo que me obsesione, mi decisión depende de la aceptación que tenga con mis compañeros universitarios. Me gustaría contribuir a un cambio fundamental en mi alma máter. Sé que la UABJO requiere una profunda transformación, pero eso no es posible sin los universitarios, para esto se requieren consensos, una convocatoria amplia, de unidad, que incluya la participación de todos los sectores. Es fundamental el consenso del Consejo Universitario, si cuento con esta expresión de unidad y aceptación, estaría dispuesto a participar.

El 20 de junio de 2019 rindió protesta como Subsecretario de Desarrollo, Control de la Gestión Pública y Recursos Humanos de la Secretaría de Administración ¿ostenta actualmente este cargo? Y si ya no, ¿desde cuándo?

No, me separé formalmente de ese cargo a partir del 14 de julio del presente año.

Qué le diría a quienes han señalado que su propuesta se vería como una imposición.

Soy respetuoso de todas las opiniones, en eso radica la pluralidad universitaria, sin embargo todos coincidimos que la aceptación de los universitarios debe darse con apego a la Ley Orgánica que  en su Artículo 36, Fracciones XVI y XVII, establece la facultad del Consejo Universitario para convocar a elecciones de Rector en casos ordinarios y extraordinarios o en su caso erigirse en Colegio Electoral para hacer la designación.

Debido a la pandemia ocasionada por el virus denominado Covid 19, no se puede convocar a elección a la comunidad universitaria, por lo tanto, la responsabilidad electoral recae exclusivamente en este cuerpo colegiado.

La decisión será totalmente de los universitarios, por lo tanto, las dudas y especulaciones sobre una imposición son irresponsables y carecen de sustento.

Con atención he leído algunos señalamientos tendenciosos que algunos han hecho con la intención de denostar y descalificarme, injurias que no han prosperado debido a que mis compañeros catedráticos conocen el trabajo gremial constante que realizo en las aulas universitarias y fuera de ellas en defensa de los trabajadores.

Prueba de ello es la sentencia del 15 de febrero de 2019, en el Juicio de Amparo 929/2018 del Juzgado Decimoprimero de Distrito en el Estado de Oaxaca, donde la justicia federal ordenó a la Junta Local que permitiera emplazar a huelga a la UABJO; esta acción jurídica la presenté con el respaldo de un grupo de más de 800 académicos, en defensa de nuestros derechos, logrando el reconocimiento pleno como catedráticos de parte de la autoridad laboral.

La UABJO es una universidad compleja, de aceptar, qué cambiaría, cuáles serían las tres líneas de una posible propuesta.

Para lograr cambios fundamentales, se debe partir de criterios incluyentes para una gran convocatoria a la unidad que permita lograr los consensos necesarios que den solidez al proyecto de transformación. La participación de la comunidad universitaria será primordial para la construcción de una visión de futuro sólida y viable.

El proyecto de transformación de la UABJO debe sustentarse sobre bases sólidas para el destierro de vicios, impulsar un nuevo proyecto académico y administrativo, gestión transparente y rendición de cuentas.

Impulsar la actualización y uso de todas las herramientas tecnológicas y digitales imprescindibles en una educación moderna acorde a los tiempos actuales.

El proceso de rescate, fortalecimiento y transformación de la UABJO, debe retomar su vinculación social para responder a las necesidades del pueblo de Oaxaca, participando activamente en la solución de su problemática desde el ámbito del quehacer universitario; asesoría y apoyo profesional, servicios de salud, difusión y extensión de la cultura, procesos de investigación y desarrollo tecnológico.

Uno de los argumentos que se han dicho de la UABJO es sobre la presunción de malos manejos ¿usted lo ve así? Qué opinión le merece este asunto de los recursos.

Como universitario considero que en cualquier institución la administración y ejercicio de recursos financieros públicos, es una responsabilidad que debe estar sujeta a transparencia y rendición de cuentas; en la universidad la autonomía universitaria no debe ser pretexto para la opacidad, la rendición de cuentas debe ser un tema insoslayable para todo buen universitario.

Se ha dicho que la UABJO es una universidad agotada, que incluso debe refundarse, una limpia total ¿usted tendría ese reto?

El estado de Oaxaca requiere con urgencia  una universidad que no pierda de vista su misión social y sea motor para el desarrollo y cambio de la situación en la sociedad, debe ser una universidad vinculada estrechamente al proceso de transformación positiva de las comunidades y su gente. Es un   gran reto que todos los universitarios debemos asumir.

Qué le diría a un universitario común, aquellos que no son de tal o cuál grupo, sino a la comunidad universitaria.

Los convoco a la unidad, a sumarse a un gran proceso de cambio, a sumar sus voces y su participación en un proyecto de transformación de la universidad en un agente de cambio que impacte en la sociedad oaxaqueña. En lo interior, los beneficios deberán reflejarse en lo académico y una mejor administración.

Actualmente la UABJO vive una situación crítica cuya gestión representa un gran reto, su rescate y transformación requieren de un gran compromiso de unidad de los universitarios, sin sectarismos, sin intereses mezquinos que no contribuyen a la solución de su problemática y al fortalecimiento de los fines universitarios, es tiempo de sumar voluntades.

Yo soy oaxaqueño orgullosamente egresado de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UABJO, no estoy limitado por vínculos de grupos políticos o partidos, esto me permitirá impulsar sin condiciones el rescate integral de nuestra querida universidad para bien y orgullo del estado de Oaxaca y los oaxaqueños.