OAXACA, Oax 21 de septiembre de 2021.- El despido de personal médico en Oaxaca y en consecuencia, el paro de labores de quienes prestan la atención a la población, originó la muerte a por lo menos tres personas: una mujer embarazada y el producto y una menor de días de nacida.

Apenas el domingo, el padre de la menor, Mario Martínez Cortés y su esposa, Eugenia Leandro Castelar, pidieron ayuda para que la menor fuera recibida en el hospital de la niñez oaxaqueña.

En un video, consideraron que la problemática del personal de salud y las autoridades debería ser ajeno a la atención de los pacientes que, como su hija, esperaban un traslado.

La menor murió al no contar con la atención médica adecuada.

Los padres explicaron que el pasado 8 de septiembre tuvo a su hija de manera prematura en el Hospital Rural Número. 37 del IMSS de Matías Romero, por lo que la bebé quedó en una incubadora y en espera de su traslado al hospital de la niñez.

“Yo ingresé el 7 de septiembre por motivos de presión alta y me diagnosticaron con preclamsia, me hicieron una cirugía de emergencia el 8 de septiembre y desde ese día mi bebé está en incubadora, el 11 se puso delicada y desde entonces hemos solicitado un traslado el cual hasta ahorita no ha sido aceptado”, explicó la madre de la menor.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) instancia responsable de atender el problema con el sector salud por órdenes del presidente, Andrés Manuel López Obrador, solo justificó la situación.

En un comunicado, el IMSS dijo que el traslado se gestionó sin éxito, ya que los hospitales “no contaron con disponibilidad”.

Comunicado del IMSS Oaxaca

Mientras tanto, en Juchitán de Zaragoza, una mujer murió junto con el producto de su embarazo, de ocho meses de gestación.

El deceso de ambos ocurrió el domingo por la tarde, ya que la mujer presentaba síntomas de Covid, requería ser intubada pero no hubo quien prestara el servicio médico.

La falta de personal y el cierre de servicios en los hospitales y clínicas de Juchitán impidió que la mujer y su hijo recibieran atención a tiempo.

La mujer estaba en Juchitán, después fue llevada a Ixtepec y ahí tampoco contaban con oxigeno por lo que murió después de regresarla a una clínica particular de Juchitán.