OAXACA, Oax. 19 de octubre de 2020.- Con una voz templada, fuerte, decidida y un gran espíritu para seguir adelante, Erika Toledo Cruz dijo que venció al cáncer de mama.

Hace siete años cuando le diagnosticaron el padecimiento sintió derrumbarse, pero el amor por sí misma y a los suyos le permitió seguir de pie.

Originaria de Asunción Ixtaltepec, en la región del Istmo de Tehuantepec, recordó aquel 11 de octubre de 2013 cuando su médico de cabecera le confirmó que la bolita que tenía en el seno derecho se trataba de un cáncer avanzado, un tumor en fase dos y cuyo pronóstico de vida era de un 60%.

En ese instante, la vida para Erika pendía de un hilo, «me voy a morir», pensó.

Sin embargo, el apoyo de su médico, Héctor Martínez, su esposo, sus tres hijos y su familia, no permitieron que se rindiera y de inmediato se sometió a la cirugía para extirparle el seno.

«Cuando me detectaron el mioma no sabía que era cáncer, después me sometí a la biopsia y se vio claramente y me retiraron todo el seno derecho, encontraron 13 ganglios más pero no eran de riesgo, el mayor es el que encontraron en el seno».

Erika relata que se sometió a una segunda mastectomía donde le retiraron el seno izquierdo, y en su lugar le colocaron expansores para reconstruirle más adelante los senos.

Detalló que aunque el proceso es difícil, desgastante física, mental y económicamente, este proceso le dejó un gran amor por la vida y por quienes están a su alrededor.

«Amo la vida, me cuido más , hago ejercicio, cuido mi alimentación, esto es parte de mí ahora».

Aprendió a querer sus cicatrices, pues en el espejo se miraba incompleta, pero pudieron reconstruirle sus senos y ahora se siente con más fuerza que nunca.

A Erika le importa relatar su proceso porque puede ser de gran ayuda para otras mujeres a fin de que no dejen pasar su salud, que es lo más importante, y acudan al médico en caso de notar algo fuera de lo normal en sus mamas o cuerpo.

En Oaxaca, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte en mujeres

Asimismo, el cáncer de mama representa la segunda causa de muerte en mujeres mayores de 25 años.

De acuerdo con los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en el 2019 se registraron 120 defunciones a consecuencia de este padecimiento y en este año se llevan 60.

Mientras que en el 2019 se ingresaron 88 mujeres con este padecimiento y en lo que va del 2020 se han contabilizado 50, cifra que podría ser mayor debido a que con la situación de la pandemia de Covid 19 se ha retrasado el diagnóstico ante el temor a contagios que tienen las mujeres al acudir a realizarse sus estudios correspondientes.