PACHUCA, Hgo., 26 de mayo de 2020.- Esta es una historia estilo culebrón telenovelero que no termina de sorprender a propios y extraños con los giros que presenta y de paso destruyendo muchas de las teorías que varios de los que saben o dicen saber sobre política estatal y también nacional, han ido exponiendo desde que esto comenzó.

Hagamos una rápida reseña. Todo parecía ir muy bien para el nada popular entre la población hidalguense “Grupo Universidad” que logró enquistarse electoralmente en la estructura de Morena con base en negociaciones que avergonzaron y decepcionaron a las bases de ese partido en Hidalgo, originando múltiples reclamos que jamás tuvieron explicación satisfactoria y sin apegarse a los principios de No mentir, No robar y No traicionar.

Parecía miel sobre hojuelas para Sosa Castelán y sus aliados, creyeron haber obtenido un cheque en blanco e impunidad en sus planes hacia la gubernatura del estado, hasta que el 26 de febrero de 2019 surgieron noticias nada agradables para el dueño de la Universidad; La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) a cargo del famosísimo Santiago Nieto, ahora incluso estandarte de la 4T, informó a la opinión pública sobre movimientos financieros inusuales en diferentes cuentas bancarias a nombre de una Universidad estatal mexicana y mencionando que fue con depósitos y transferencias provenientes de triangulaciones que abarcaban al menos 22 países, sin mencionar a qué Universidad se refería y que los fondos, 156 millones de dólares, provenían finalmente de cuentas bancarias ubicadas en Suiza, por lo que ya teniendo todo calculado, procedió al bloqueo de esas cuentas pero no por iniciativa propia sino derivado de la petición de una agencia gubernamental estadounidense.

Pocos días después se supo que la casa de estudios en cuestión era ni más ni menos que la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo misma que ha permanecido bajo el yugo y dominio de Gerardo Sosa Castelán por varias décadas.

De inmediato el extenso equipo jurídico de esa institución interpuso los recursos respectivos solicitando la suspensión al embargo ante el juzgado segundo de Distrito en Pachuca, sin embargo esta litis les fue negada y de ahí escaló a instancias superiores el proceso legal que venimos arrastrando hasta esta fecha a más de un año de congeladas esas cuentas que han sido motivo de diversas discrepancias, especulaciones y movimientos políticos de todo tipo en las cuales ha participado también el gobierno de Hidalgo y otros actores políticos locales y nacionales.

Sin duda para el Fiscal Nieto, esta podría ser la madre de todas las batallas o al menos una de las más representativas del sexenio ya que con ella va en juego su naciente y meteórica carrera política, y no es una que se pueda dar el lujo de perder. Todo pareció dar un giro a favor de Las autoridades de la UAEH cuando el impresentable ex ministro Eduardo Medina Mora, defensor de poderosos grupos delincuenciales de cuello blanco y actualmente relacionado con actos de corrupción también con el narcotráfico, a prácticamente minutos de entregar “voluntariamente” su renuncia como Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al inicio del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, dejó afianzada una jurisprudencia con evidente dedicatoria para beneficio de ciertos “posibles interesados” en la que se establece para no caer en inconstitucionalidades, que para que el bloqueo de cuentas no basta la simple mención de cumplir con lo ordenado por el tribunal más alto del país, sino que tendrá que contar con documentación que soporte la existencia de una petición expresa de realizar el bloqueo de cuentas, emitida por autoridad extranjera u organismos internacionales y con base en los respectivos tratados bilaterales o multilaterales que cuenten con atribuciones en la materia y que justifiquen realizar una solicitud de ese tipo.

La supuesta carencia del documento que comprueba ese requisito se hizo valer en el recurso que se interpuso ante el tribunal por parte de la defensa de la UAEH, por lo que el tribunal ordenó descongelar esos 156 millones de dólares de la institución educativa apenas la semana anterior, noticia que se dio a conocer el 21 de mayo pasado.

Nuevamente un rio de especulaciones, hipótesis y conjeturas surgieron, la mayoría de ellas dejando ante la opinión pública un impresentable escenario en el que una vez más la corrupción se impondría, y ahora incluso por encima de los postulados que enarbola la 4T.

AYER 25 DE MAYO DE 2020, SEGÚN REPORTÓ MILENIO, SANTIAGO NIETO SACA LITERALMENTE UN AS BAJO LA MANGA

Casi como en el fútbol, en tiempo de compensación, ayer 25 de mayo esto tomó un giro que muchos esperábamos se logrará, ya que bajo una perspectiva jurídica era muy difícil de creer que todo el trabajo realizado a lo largo de más de un año por la UIF en un caso tan simbólico por ser entre misma gente de Morena y por poner en juego la credibilidad del mismo AMLO, Santiago Nieto hubiese sido omiso o por decir lo menos, “arriesgado” al proceder de manera aventurera y sin certeza de poseer los elementos probatorios.

Ese as bajo la manga es la presentación de un Recurso de Modificación a la Suspensión del bloqueo de cuentas de la UAEH al argumentar que no solo no se han aclarado el origen de los 156 millones de dólares, sino que le corrigen la plana al tribunal haciendo ver que sí existe la Documental Pública emitida por un Órgano Oficial estadounidense que cumpliría cabalmente con el requisito que había dado pie a que se interpusiera la mañosa jurisprudencial de Medina Mora.

Santiago Nieto da un golpe de autoridad y el final de esta historia todavía está por escribirse.

Las opiniones y conclusiones expresadas en el artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Quadratín.