CIUDAD DE MÉXICO, 31 de julio de 2016.- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que ha llegado a un punto inaceptable la disrupción en varias zonas del país de la legalidad, el orden y la paz pública por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y otros grupos afines que no son representativos de la mayoría de los maestros.

Con un llamado de “Ya basta”, el sector empresarial advirtió que los derechos y la seguridad física y patrimonial de ciudadanos y empresas no pueden ser moneda de cambio de ningún proceso de diálogo o negociación entre un grupo en particular y las instituciones del Estado.

El organismo empresarial señaló que en muchos casos persiguen intereses particulares: “al hartazgo social y riesgos de ingobernabilidad, por la impunidad con que se da, los costos económicos para la población ajena al conflicto y porque no se ve voluntad para resolver el problema pronto y de forma perdurable. Como nación, no podemos permitir que se siga trastornando así nuestra vida económica, social y política”.

Reclamó a la CNTE que deponga sus acciones y métodos “irresponsables, violentos y delictivos, que recurren a la violación sistemática de derechos a terceros como forma de extorsión para sus demandas y preservar sus propios intereses, más allá de si hay o no legitimidad en éstas”.

El CCE demandó también a las instituciones del Estado mexicano en los tres órdenes de gobierno, al señalar que deben acatar el mandato constitucional de cumplir y hacer cumplir la ley. “Nadie pide que se reprima la protesta, sino que se respeten los derechos de todos por igual y se proteja a la población”, enfatizó.

La nota completa, aquí: Quadratín México