MÉXICO, DF, 29 de julio de 2014.- Rodrigo Vallejo Mora, hijo del ex gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, dijo estar en la mejor disposición de colaborar con las autoridades, cuando éstas se lo requieran, afirmó que siente temor por su integridad física, negó que hubiera ido por su propia voluntad a la entrevista con La Tuta “pues me levantaron; aceptó la veracidad del video donde aparece con el líder de los Caballeros Templarios e ironizó al mencionar que “el video está incompleto”, pues –puntualizó– faltan las tomas donde me ponen la alfombra roja.

En una entrevista telefónica con Rafael Cortés, de Grupo Radio Tele, de Michoacán, Rodrigo Vallejo, conocido como El Gerber, negó estar detenido y menos haber sido requerido por la PGR y menos haber declarado y respecto a la reunión con Servando Gómez, La Tuta, afirmó que fue obligado a ir, bajo el pretexto de que su hermano Fausto le debía un dinero.

En una charla atropellada, con un deficiente audio, en varias ocasiones El Gerber se contradijo, como cuando por ejemplo afirmó que no supo que lo estaban grabando y posteriormente afirmó que el video de 18 minutos no está completo.

Y más: Justificó su presencia con La Tuta al señalar que fue obligado a asistir a esa reunión pues –dijo– ese día asistió a un jaripeo y al salir 50 camionetas ya lo esperaban para llevarlo al lugar donde se desarrolló la reunión, aunque en esta parte no hubo claridad plena en la comunicación, aunque sí identificó a la mujer que aparece de espaldas en el video: “es una maestra. Una amiga de la Universidad de San Nicolás”, a quien le pidió que lo acompañara.

Dijo que es contrastante verlo el video bebiendo una cerveza. “… ¿pues qué querían? Verme llorando, de rodillas…”

Afirmó que la reunión en la que aparece con La Tuta ha sido la primera y única vez que estuve con él. Y aseguró que en la zona donde fue la reunión no se podía tener acceso ni por vía telefónica ni por radio.

Señaló en la entrevista con Cortés que “nunca ha recurrí a ninguna oficina, a ningún secretario, subsecretario. Nunca tuve los teléfonos de ellos. Nunca me paré en ninguna secretaría. Nunca me metí en el trabajo de mi papá. Siempre fui muy independiente”.