OAXACA, Oax. 13 de septiembre de 2013 (Quadratín).-Después de permanecer acampados en el portal de Palacio de Gobierno de Oaxaca por casi cuatro años y luego de un largo proceso de negociación y diálogo, este viernes 13 de septiembre se levantó el plantón Triqui que se mantuvo desde septiembre de 2010 al exterior de la sede del Poder Ejecutivo; acción que fue posible mediante la colaboración conjunta y coordinada entre la Secretaría General de Gobierno y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

En el contexto del proceso de diálogo que se llevó a cabo con las partes involucradas, el Gobernador Gabino Cué indicó que frente a esta problemática, su administración ha actuado en todo momento con responsabilidad, humanismo y respeto cabal a los Derechos Humanos de los indígenas triquis, para trazar una ruta de retorno seguro a sus comunidades, y con ello garantizar la solución permanente al conflicto que dio origen a esta situación.

El acuerdo alcanzado con los indígenas triquis, que fue signado el día de ayer con Lorena Merino Matínez – representante del último de los tres grupos que desde hace 4 años se encontraban acampados en los portales de Palacio de Gobierno- y autoridades de la Secretaría General de Gobierno. En él, se determina que serán albergados en un domicilio temporal, en tanto se establece su ubicación definitiva en la región.

Por lo anterior, el Jefe del Poder Ejecutivo reconoció la disposición y voluntad de las familias desplazadas para trasladarse a nuevos espacios físicos dignos y en mejores condiciones, así como la política gubernamental encabezada por funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, de la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Gobierno del Estado y de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

Cué Monteagudo puntualizó que su gobierno mantiene su firme convicción de encabezar una política de puertas abiertas con las familias triquis y otras organizaciones sociales, a fin de entablar un diálogo franco y abierto con todas las partes, que permita transitar por la ruta de la conciliación, búsqueda de acuerdos y concordia entre los oaxaqueños.

Dejó en claro que desde el momento que el Gobierno de Oaxaca recibió la recomendación emitida por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se dio estricto cumplimiento a las Medidas Cautelares 197-2010, en favor de 135 habitantes de San Juan Copala, además de brindarles apoyos institucionales para manutención y sustento, buscando subsanar las necesidades básicas de los cautelados durante el proceso de construcción de la estrategia de retorno seguro.

Con lo anterior –expresó el mandatario oaxaqueño- el Gobierno del Estado hace efectivo el derecho de aquellas personas que cuentan con la protección de la CIDH, a fin de brindarles las garantías de seguridad, atención médica, educación y alimentación, y con ello puedan gozar de una vida saludable y con la atención permanente de la administración estatal.

Por esta razón, Cué Monteagudo reafirmó su compromiso con las causas legítimas del Pueblo Triqui, al tiempo de mantener un diálogo permanente y constructivo para signar acuerdos en forma transparente y abierta a la sociedad, y sobre todo, continuar atendiendo sus demandas con humanismo, eficiencia y probidad.

Solución a conflictos, a través de la conciliación: Alfonso Gómez Sandoval

En este sentido, el Secretario General de Gobierno, Alfonso Gómez Sandoval Hernández, indicó que la tarea del Gobierno del Estado es servir con alta vocación a las personas y tratar con dignidad a todos los ciudadanos, al tiempo que agradeció la disposición de los titulares de la Coordinación para la Atención de los Derechos Humanos del Gobierno del Estado y de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Eréndira Cruz Villegas y Arturo Peimbert, respectivamente.

Indicó que en forma conjunta y decida asumieron con responsabilidad este largo y complejo proceso de diálogo. “Hemos tenido que sumar muchas voluntades y tomar decisiones, porque que este no es un trámite más. Lo que este gobierno busca es que Oaxaca viva en paz para impulsar el desarrollo sano de las personas a través de una convivencia armoniosa y pacífica”.

El responsable de la política interna del estado afirmó que la administración del Gobernador Gabino Cué Monteagudo busca en todo momento dirimir todo conflicto por la vía del diálogo y la conciliación, “y eso lo podemos lograr con la participación y esfuerzo diario de cada uno de los oaxaqueños”.

En tanto, el Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Arturo Peimbert Calvo, sostuvo que el organismo público, autónomo y ciudadanizado que encabeza,  trabajó durante los últimos meses en la consolidación de una interlocución y mediación con el Gobierno del Estado para alcanzar acuerdos sólidos y definitivos con la mayoría de los desplazados  y beneficiarios de medidas cautelares por CIDH.

Dijo que al acordar la liberación de Palacio de Gobierno, se pactó además la reubicación  de las personas  desplazadas para tener acceso a una vida digna que involucre salud, educación, vivienda, entre otros derechos.

Comentó que de esta manera se logró  rebasar esta problemática, con el compromiso de que este acuerdo no genere  impunidad, sino que se aceleren los procesos para superar el rezago histórico en materia de justicia que existe  por razones de este conflicto.

Peimbert Calvo sostuvo que la Defensoría celebra que se lleguen a estos acuerdos,  los cuales ponen de manifiesto que en Oaxaca existen las condiciones para generar dinámicas de paz en la zona Triqui. “Celebramos que el Gobierno del Estado implemente todos los mecanismos de desarrollo, seguridad y justicia en la región para restablecer plenamente la vida pacifica en la zona”.

Resaltó que esta decisión se haya tomado con plena conciencia por parte  de una asamblea de ciudadanos triquis,  que fue copiosa y duró más de 70 horas, en la cual participaron traductores que hicieron posible que por primera vez,  se llegara a un acuerdo a nivel de asamblea del pueblo Triqui desplazado de San Juan Copala, “y que permitió que este trabajo llegara a buen término en un ejercicio de mediación en el cual participamos como Defensoría”.

Gobierno de Oaxaca, atento a las demandas del pueblo Triqui

La Comisionada de Derechos Humanos del Gobierno de Oaxaca, Eréndira Cruz Villegas Fuentes, informó que desde el inicio de la administración de Gabino Cué, se han realizado más de 300 acciones en beneficio de la zona triqui para detonar su desarrollo y mejorar las condiciones de vida de los pobladores.

“El Gobierno no ha sido omiso en este sentido, se han realizado diversas intervenciones para impulsar el desarrollo de la región triqui, y ya existe una importante  inversión  destinada para carreteras y una serie de programas para mejorar viviendas”,

Ponderó además, que en materia de Justicia se han ejecutado diversas órdenes de aprehensión contra personas que han cometido homicidios en la zona, aunado a que la actual administración no se ha registrado ningún enfrentamientos entre los pueblos, lo cual se debe al acuerdo de Paz y Concordia suscrito a principios de 2012 entre el Gobierno Federal, Estatal y Autoridades Municipales.

Dio a conocer, que también se aborda el rubro de gobernabilidad, toda vez que existe una oficina especial de la Secretaría General de Gobierno en San Juan Copala para atender personalmente a los pobladores, además que existe un proceso de trabajo con desplazados.

Asume Gobierno Estatal, Programa de Desarrollo de la zona Triqui

Asimismo y resultado de 30 mesas de trabajo entre el Gobierno de Oaxaca y habitantes de la zona Triqui, se han generado diversos compromisos establecidos en el Programa de Desarrollo de la “Microrregión 24, Zona Triqui”, el cual brinda una amplia cobertura en la región en materia de infraestructura, salud, educación y seguridad para beneficiar la calidad de vida de los pobladores.

En aras de contribuir a mejorar las condiciones de vida de los pobladores, el Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, asumió una serie de acciones que se establecen en el referido programa que contempla un trabajo coordinado entre las dependencias de gobierno para atender a la población triqui y que a continuación se detallan:

Seguridad: Se han implementado brigadas de vigilancia y supervisión en la zona para garantizar el libre tránsito de los pobladores; además, se han implementado campañas de prevención del delito en las más de 70 agencia de la región.

Salud: Servicio de medicina preventiva, y casos específicos planteados por los habitantes, a través de unidades itinerantes que se desplazan por la zona.

Educación: Las escuelas operan de manera normal, luego de más de 12 meses de tener suspendidas las clases por el conflicto.

Desarrollo social: Para el presente año, se estableció un presupuesto para atender el rubro de inversión y comunicaciones en la región, y con atención a los municipios y agencias, con proyectos productivos, propuestas de inversión, infraestructura caminera, vivienda, sistema de agua potable y drenaje.

El Programa de Desarrollo de la “Microrregión 24, Zona Triqui”, presenta una visión general orientada a identificar sus principales problemas y oportunidades, y definir estrategias de atención integrales que mejoren las condiciones de vida de sus habitantes

Entre los principales aspectos que permiten ubicar el contexto de la microrregión se encuentran los que explican el rezago y pobreza de muchas localidades del estado de Oaxaca, como se señala en el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, entre los que destacan el aislamiento e inaccesibilidad de las localidades, la insuficiencia en servicios educativos y salud de calidad, el desabasto de productos básicos, las condiciones inadecuadas en viviendas, y degradación del medio ambiente así como de recursos naturales.

Siguiendo esta metodología, el PED 2011-2016 incluyó a 172 municipios que presentan los mayores índices de rezago social y marginación, así como los menores índices de desarrollo humano, los cuales conforman 25 Microrregiones de Atención Prioritaria, donde se incluye la de la Zona Triqui.

Por lo anterior, se generó el Plan de la Microrregión de la Zona Triqui en el cual se fundamenta jurídica y metodológicamente la planeación microrregional, se analizan las condiciones prevalecientes en la microrregión y finalmente se enumeran los proyectos estratégicos priorizados por la administración de Gabino Cué Monteagudo.

Este compromiso fue asumido por las agencias y ayuntamientos de la región, así como sus pobladores cuando se integró el Consejo de Desarrollo Microrregional Zona Triqui, mismo que consiste en generar unidades territoriales, donde al sumar y coordinar los esfuerzos se puede incrementar el nivel de bienestar en la población, impulsar el desarrollo con procesos sustentables y fortalecer la conciliación agraria.

Durante la constitución del Consejo se contó con la participación de dos presidentes municipales -Constancia del Rosario y Santiago Juxtlahuaca- ; 20 agentes municipales de Constancia del Rosario, Paso del Águila, Loma Bonita, Rancho Viejo, San José Yosocañu, Santa María Pueblo Nuevo, Del Rio Lagarto, Cerro Pájaro, Santa Ana, La Luz Llano Nopal, Rastrojo Copala, Ojo de Agua, Lázaro Cárdenas, Rio Metates Copala, Rio Humano, Rio Venado, Pino Suarez, Cerro Cabeza, Llano Aguacates y Cieneguilla Copala.

Desarrollo de negociación entre Gobierno de Oaxaca y familias triquis

El 7 de octubre de 2010, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó al Estado Mexicano la adopción de medidas cautelares para garantizar la vida y la integridad física de 135 habitantes de San Juan Copala; concertar las medidas a adoptarse con los beneficiarios y sus representantes e informar sobre las acciones adoptadas, a fin de investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de las medidas cautelares.

En enero del año 2011, la CIDH amplió la medida cautelar e incluyó el retorno de los beneficiarios a San Juan Copala. El 25 de enero de 2012, el Gobierno del Estado y el Gobierno Federal firman el Acuerdo de Paz y Concordia entre comunidades triquis, a fin de construir el Proceso conciliatorio para alcanzar la paz e impulsar el desarrollo social en la región.

El 30 de mayo de 2013, el Defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca Arturo de Jesús Peimbert Calvo empieza a participar en las reuniones como intermediario del  grupo de beneficiarios y el Gobierno del estado de Oaxaca brinda atención a las demandas que plantean los 135 beneficiarios de la medida cautelar MC 197-10, sin distinción alguna.

El jueves 12 de septiembre, representantes del pueblo Triqui y autoridades estatales signan el acuerdo para ser reubicados en una vivienda temporal, y posteriormente serán otorgados terrenos y viviendas en el municipio de Santiago, Juxtlahuaca.