Oaxaca, Oax. 24 de mayo de 2013 (Quadratín).- ”Usted corra que yo lo tranco” fue la frase con la que el poeta Víctor Sandoval inició la carrera de un hombre que a la postre se convertiría en uno de los mayores gestores de cultura en América Latina, Ramiro Osorio.
El colombiano que viajó a México a principios de los años setenta para promover la gira de una semana de su propio grupo de teatro universitario fue atraído hacia la escena cultural nacional y su estancia se prolongó.
Primero fue encargado de crear la casa de la cultura de una pequeña ciudad llamada León, Guanajuato, y luego Sandoval, también promotor cultural, lo hizo encargado de la Muestra Nacional de Teatro.
Sandoval, relata Osorio –que dictará una conferencia magistral el próximo miércoles 5 de junio como parte de las actividades del II Foro de Gestión Cultural en Oaxaca–, le enseñó dos cosas: la importancia de ser audaz, creativo y realista y que los artistas son sagrados.
Ambas cosas las comprendió pronto Osorio, quien hizo sagrados no sólo a los artistas, sino a los espacios culturales del país y a sus escenarios, llegando a la cúspide cuando entre 2001 y 2006 convirtió al Festival Cervantino de Guanajuato en uno de los atractivos artísticos más importantes de México, América Latina y España. Al Cervantino lo hizo redituable, accesible y, no menos importante, legal, al comenzar el proceso para que tuviera una figura jurídica ante el propio Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).
Hoy Osorio es director del Teatro Mayor de Bogotá, uno de los escenarios más importantes de Colombia en donde nuevamente pone de manifiesto su objetivo porque la cultura y el dinero no estén peleados: ”Estoy aquí porque es la primera experiencia en Colombia de un proyecto público-privado en cultura de grandes dimensiones. El reto está en armar un modelo de corresponsabilidad para que el complejo teatral sea sostenible tanto social como económicamente”, asegura.
La corresponsabilidad para sustentar financieramente el proyecto del Teatro Mayor de Bogotá la ha extendido a las tres áreas esenciales que deben consolidar un proyecto cultural de amplias magnitudes: el poder público, que es responsable del recinto, la iniciativa privada, a través de patrocinios, y, por último y con mucha importancia, la gente, que a través de la compra de taquillas permite que se generen mayores recursos y se impulse el círculo virtuoso para presentar una cartelera más amplia e interesante.
”Aspiro a que en un año este sea un teatro de referencia y a que en tres o cuatro hayamos podido consolidar este modelo de manera virtuosa”, explica el promotor que dictará la conferencia “La gestión contemporánea de las artes escénicas” el miércoles 5 de junio a las 19:00 horas en el claustro del ex convento San Pablo.
Como parte del programa del II Foro de Gestión Cultural, que se desarrollará del 3 al 8 de junio, la Feria Internacional del Libro Oaxaca 2013 y la Fundación Alfredo Harp Helú informaron que continúan abiertas las convocatorias para participar en los talleres
Introducción a la gestión de proyectos culturales, que impartirá el Dr. Alejandro Ramírez Flores, y Bases para la gestión de recursos a proyectos culturales, a cargo de Carlos J. Villaseñor, quien también dictará una conferencia magistral el viernes 7 de junio a las 19:00 hrs.
Los requisitos para participar en los talleres son: encontrarse cursando la licenciatura en Gestión Cultural con un nivel mínimo de pasante; desempeñarse como gestor cultural aunque se tenga una formación académica diferente, un mínimo de dos años de experiencia o encontrarse participando en un proyecto cultural.
Los interesados deberán enviar una carta de motivos para participar en el taller con una cuartilla de extensión al correo electrónico [email protected], asimismo deberán cubrir una cuota de recuperación de 750 pesos. Los talleres tienen un cupo limitado a 25 personas y la recepción límite de las solicitudes es el 29 de mayo.
Carlos J. Villaseñor es promotor especializado en políticas culturales y el marco legal de la cultura. Preside actualmente el Consejo Académico de Interactividad Cultural y Desarrollo A.C., ONG reconocida por la UNESCO como coadyuvante en la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Inmaterial. Ha sido invitado por organismos internacionales como la UNESCO, el banco Interamericano de Desarrollo y la OEA para formar parte de sus consejos asesores para la gestión de la cultura. Ha participado en la redacción de las Leyes de Desarrollo Cultural de Coahuila y Michoacán.
Alejandro Ramírez es doctor en Ciencias Administrativas por el Instituto Politécnico Nacional (IPN), participó en la XXV Feria Internacional del Libro de Bogotá 2012 en el área de gestión cultural y se desempeña actualmente como gerente de Planeación y Operación de Librerías de Grupo Proveedora Escolar.