OAXACA, Oax. 29 de septiembre de 2014.-Con el propósito de impulsar la práctica de la actividad deportiva en los jóvenes universitarios, este lunes fue inaugurada la pista de material sintético y cancha de futbol de la Unidad Deportiva de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), obras donadas por la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO).

De acuerdo con un comunicado de la FAHHO, con una inversión 17 millones 500 mil pesos, ambas obras fueron realizadas en la Unidad Deportiva de Ciudad Universitaria.

La apertura fue atestiguada por el gobernador Gabino Cué Monteagudo, el rector de la UABJO, Eduardo Martínez Helmes, y el presidente de la FAHHO, Alfredo Harp Helú.

Durante la entrega de las nuevas instalaciones deportivas, Harp Helú destacó la relación de trabajo que ha establecido la FAHHO con la Máxima Casa de Estudios, en beneficio de la comunidad universitaria.

“A lo largo de 20 años hemos apoyado a la cultura, el deporte y a todos los oaxaqueños, y lo seguiremos haciendo”, informó el Presidente de la FAHHO.

Asimismo, Harp Helú anunció la rehabilitación del campo de béisbol de Ciudad Universitaria, a fin de continuar los trabajos de mejoramiento de la Unidad Deportiva en beneficio de más de 13 mil alumnos que utilizan dichas instalaciones.

Una pista de nivel

A lo largo de siete meses de trabajo, la construcción de la pista de material sintético requirió retirar grandes volúmenes de tierra, para lo cual se emplearon dos mil 415 viajes en camión con este material -equivalentes a 16 mil 903 metros cúbicos-; en lugar de la tierra, se colocó material para edificar la base de asfalto de esta instalación deportiva.

La pista de atletismo fue cubierta por seis mil 639 metros cuadrados de Plexitrac Accelerator, reconocido como material sintético de alta calidad y que cumple con la normatividad de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés).

El sistema Plexitrac Accelerator ofrece las características necesarias para que la pista desarrolle un nivel óptimo de rendimiento, además de brindar seguridad ambiental gracias a la nula utilización de disolventes, que a la vez provee un bajo costo de mantenimiento.

Asimismo, en la nueva cancha de futbol se sembraron 8 mil 938 metros cuadrados de pasto tipo ‘kikuyo’, además se instaló un sistema de riego que dará servicio a las áreas que comprende este escenario deportivo.