Jalpan, Oax. 3 de septiembre de 2013 (Quadratín).- En la presente administración se ha auditado el doble de municipios y por primera vez se presentaron observaciones a la Cuenta Pública del Ejecutivo, con lo que se sientan las bases para dar una cobertura amplia a la fiscalización en Oaxaca, afirmó el auditor Superior del Estado, Carlos Altamirano Toledo.

Refirió que en otras administraciones se auditaban anualmente unos 30 municipios, pero en la actualidad la Auditoría Superior del Estado (ASE) ha realizado 70 fiscalizaciones a igual número de municipios, lo que representa más del doble de la media anterior.

En entrevista, el funcionario resaltó que en la reciente aprobación de la Cuenta Pública 2011 se dio un hecho histórico, al precisar observaciones a unas 11 entidades gubernamentales, de las cuales siete se realizaron de manera integral y cuatro a programas específicos, por lo que el pleno legislativo calificó como “contundente y bien presentado” dicho informe.

Indicó que la ASE emitió 279 acciones de fiscalización, de las cuales 211 fueron solventadas y 54 de las mismas corresponden a Procedimientos de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria, y 14 a Financiamientos de Responsabilidad Resarcitoria.

Agregó que como resultado de los anterior se encuentran en proceso resarcitorio 270 millones de pesos, de los cuales alrededor de 50 millones han sido recuperados.

El auditor Altamirano Toledo afirmó que puede sancionarse a los responsables de las irregularidades, pero la ASE busca recuperar esos recursos, sobre todo cuando se tratan de dinero federal, por lo que ahora se auditó a 70 municipios.

La ASE hace su mejor esfuerzo, aunque no cuenta con el suficiente presupuesto para fiscalizar a todas las entidades en las mejores condiciones, pero se espera que al término de esta administración pueda auditarse a los 570 municipios, ofreció.

Dio a conocer que el presupuesto que se destina a la Auditoría Superior del Estado es de cerca de 60 millones de pesos al año, con lo que operan 60 auditores para los 570 municipios de la entidad, lo que resulta una labor titánica.

Por ello, Altamirano Toledo consideró que es importante la participación ciudadana para denunciar las irregularidades en el manejo de los recursos públicos, e invitó a la sociedad a que reporte cualquier desvío o malversación ante la ASE.