JUCHITÁN, Oax., 23 de marzo de 2016.- Cientos de iguanas son sacrificadas en la madrugada de Miércoles Santo. Es una de las tradiciones más arraigadas en los zapotecos del Istmo, que preparan tamales de iguana como parte de la vigilia.

Aquí, en Juchitán, las iguanas son parte de la tradición, aunque las proteja la Norma oficial Mexicana 059.

Domingo de Ramos y Miércoles Santo, los días que los zapotecas del Istmo visitan el panteón para acompañar a sus seres queridos, degustan los tamales de iguana.