OAXACA, Oax. 27 de noviembre de 2015.- La evaluación docente en Oaxaca, uno de los estados más radicales en contra de la reforma educativa y más pobres del país, será una de las más caras de México.

Tan solo en equipo, la autoridad educativa hizo un gasto de más de 35 millones de pesos para adquirir computadoras portátiles, sin contar el costo del mobiliario.

Las compras para la evaluación docente en Oaxaca tampoco tienen claridad.

El Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) negó dar información sobre si hubo licitación para las compras y el monto real de la inversión para el examen docente.

En Oaxaca, mientras hay solicitudes para instalar centros de cómputo en escuelas que han quedado sin respuesta, el IEEPO adquirió computadoras nuevas marca Toshiba -con un costo estimado de 7 mil pesos en el mercado- para la evaluación a la que no saben si los maestros asistirán.

La resistencia para presentar el examen es un desafío que hace la Sección 22 del SNTE a las autoridades educativas, pues aseguran «no nos pueden correr».

La baja participación del magisterio en el examen docente encarece también el proceso, que según el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué será solo un diagnóstico «para saber cómo estamos y dónde estamos».

A los maestros participantes se les ofreció cubrir el costo de su traslado, hospedaje y viáticos, además de entregarles un justificante por su ausencia de este viernes.

Los gastos de hospedaje, transporte y alimentación sumarían un estimado de entre 10 y 15 millones de pesos, considerando una tarifa promedio de hotel de 600 pesos, si la participación es de unos 2 mil 500, estimado de la autoridad educativa.

Además, la presencia de la Policía Federal en Oaxaca, tan solo en sueldos de los efectivos, representa un estimado de 140 millones de pesos considerando el ingreso base.

También a ellos el Estado les otorga viáticos, hospedaje, alimentación, transporte, entre otros.

En el costo de la evaluación están también los dos días que el Gobierno de Oaxaca pagará a los empleados administrativos que tuvieron libres jueves y viernes, sin que dieran servicio al público, retrasando trámites.

Aun así, diversos sectores han hablado en favor de la evaluación docente, a la que algunos profesores acudirán pese a las presiones de su dirigencia sindical.

De los 81 mil maestros que tiene en su registro la Sección 22 del SNTE, solo 6 mil fueron noticiados y unos 2 mil acudieron a la capacitación el 21 de noviembre.

La autoridad educativa rechazó hacer un estimado de cuántos podrían participar en el examen y solo anticipó que «será todo un éxito».