Oaxaca, Oax. 2 de agosto de 2013 (Quadratín).- Los representantes de la Asociación Religiosa “Más que vencedores” pidieron al Gobierno del Estado su inmediata intervención ante la problemática que enfrentan integrantes de esa agrupación en la comunidad de San Francisco Tutepetongo, perteneciente a San Juan Bautista Cuicatlán, debido a la amenaza de ser privados del servicio de agua para riego de sus cultivos.

El representante en Oaxaca de esa asociación, Samuel Sánchez Mazas, explicó que luego de que la Dirección de Asuntos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno (Segego) les “hiciera el vacío”, buscaron al subsecretario de Derechos Humanos de la dependencia, Dagoberto Gopar Carreño.

“Aunque la actitud de los servidores públicos dista mucho de ser atenta y solidaria los buscamos para pedirles que acudan a la asamblea que llevará a cabo el pueblo de Tutepetongo y donde decidirán si los cristianos evangélicos mantienen su derecho a usar agua para riego o definitivamente se lo cancelan”, expresó en entrevista.

Comentó que con una actitud evasiva, el servidor público “recibió nuestra petición, pero sin hacer un compromiso serio porque, según sus propias palabras, no tiene facultades para resolver este tipo de problemas”, lo que revela muy poco interés en atender la intolerancia religiosa antes que se presente.

“Les estamos avisando el problema que se avecina, pero al parecer no hay la intención de hacer un trabajo preventivo. Lo grave del asunto es que cuando dañan a los creyentes evangélicos, a veces es difícil reparar el daño”, manifestó.

El pasado 15 de agosto, los habitantes de Tutepetongo informaron sobre la amenaza que se cierne sobre ellos, sin embargo, hasta el momento la Segego no ha atendido la problemática.