OAXACA, Oax. 10 de septiembre de 2013 (Quadratín).- Luego de reconocer que México enfrenta a una profunda debilidad social e igualitaria de la que Oaxaca  no es la excepción, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, magistrado Alfredo Lagunas Rivera afirmó que es urgente revertir la situación jurídica, estructural, social y política de los grupos vulnerables como son las mujeres.

Aseveró que el Poder Judicial, sensible a esta problemática, a través de la ventana de la formación y actualización ha empoderado del conocimiento especializado a magistrados, jueces, secretarios y actuarios, para garantizar la no discriminación y su obligación de respetar y hacer respetar los derechos de la ciudadanía.

“Estamos elevando nuestra responsabilidad, no de refundar los derechos de las mujeres, sino de reconocer sus diferencias, como valores protegibles para construir una sociedad más igualitaria y desterrar de nuestra cultura, los actos de discriminación y violencia de los que han sido objeto”, enfatizó.

Este martes, el titular del Poder Judicial firmó junto con el gobernador del Estado, Gabino Cué Monteagudo y el presidente de la Coordinación Política de la Sexagésima Primera Legislatura local, diputado Emanuel Alejandro López Jarquín, el Acuerdo Estatal “Por una Vida Libre de Violencia contra las Mujeres, Niñas y Adolescentes”.

En el acto, efectuado en el Jardín Etnobotánico, el magistrado Lagunas Rivera expresó que el Poder Judicial se adhiere a este compromiso por convicción y  reconoció la voluntad  de  los  poderes Ejecutivo y Legislativo, instituciones y sociedad en el marco de sus atribuciones y ética cívica, a formular una versión contemporánea de los derechos humanos, que se caracterice por asimilar la denuncia e inclusión de la ciudadanía.

Ante la representante en México de la ONU Mujeres, Ana Güezmes García y la directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO),Anabel López Sánchez, subrayó que en alianza con la Oficina en México del Alto Comisionado en materia de derechos humanos, se encuentran en proceso de construcción los indicadores para un juicio justo; y así revertir las conductas que obstaculizan el acceso de los derechos en la administración de justicia.

Asimismo, reiteró el compromiso del Poder Judicial con la protección de los derechos de las mujeres a través de políticas públicas instrumentadas desde hace más de dos años a fin de cambiar las inercias que obstaculizan el acceso y ejercicio de sus garantías individuales.

Por su parte, Güezmes García coincidió con el presidente del Tribunal Superior de Justicia en la necesidad de evaluar los programas y servicios de acceso a la justicia con el fin de mejorar los indicadores en materia de derechos fundamentales, pues manifestó que la violencia contra las mujeres, “es violencia contra la sociedad y atenta en la convivencia democrática”.

Cabe señalar que través del Acuerdo Estatal se impulsará la creación del Centro de Reeducación para hombres que ejercen Violencia de Género, el Banco Estatal de Datos e Información sobre Casos de Violencia, así como el desarrollo de protocolos de protección a las mujeres víctimas de violencia.

Además de los representantes de los Tres Poderes del Estado, atestiguaron la firma del  convenio organismos autónomos del estado, instituciones académicas, civiles y sindicales, además del sector empresarial.