Juchitán, Oax. 12 de febrero de 2009 (Quadratín).- Voces de concordia y de solidaridad se han manifestado durante la precampaña de Emilio Mendoza Kaplan en esta ciudad.
La clase política del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reunida como un sólo conglomerado, ha dado su apoyo a la precandidatura de Emilio Mendoza Kaplan a la diputación federal por el séptimo distrito electoral federal con cabecera en Juchitán.
Representantes del Comité Municipal del PRI, dirigentes y líderes de sectores y organizaciones sociales de este instituto político en la cabecera municipal, agencias y de otras localidades, así como regidores y militantes, conocedores y reconocedores de la capacidad política y de gestión de Emilio Mendoza Kaplan, expresaron hacia el abanderado priísta su certeza de que es la persona indicada para llevar al Congreso de la Unión la voz de los pueblos del Istmo, para que nuestra tierra sea uno de los polos de desarrollo de la nación.
Cobijado bajo el gran calor humano de los priístas de casta combativa, con su serenidad de hombre de trabajo y persona de bien, Emilio Mendoza Kaplan se dirigió a sus compañeros priístas para expresarles que hoy el Congreso de la Unión necesita legisladores comprometidos con el desarrollo nacional y que hagan contrapeso a la política centralista que insiste en aplicar el gobierno federal.
Subrayó Mendoza Kaplan que en la actualidad el trabajo de un diputado es muy importante porque el Congreso define la política nacional, porque tiene independencia.
Y en este tenor, la tarea legislativa es la de incidir en la forma de la distribución de los recurso económicos, que son determinantes para el desarrollo de los estados.
Se trata, precisó Mendoza Kaplan, desde el Congreso, redefinir las facultades de la Federación para evitar las desigualdades en la distribución de los presupuestos, con una reforma constitucional que diga no al centralismo.
Gran conocedor de las necesidades y los problemas del Istmo y en especial de Juchitán, tierra que lo vio crecer, Emilio Mendoza Kaplan expresó su seguridad de que el Istmo se convertirá muy pronto en un centro de desarrollo de energías limpias.
Sin embargo, para ello debe vigilarse que el proyecto eólico genere riqueza para nuestros paisanos y que la producción de biocombustibles vaya de la mano con el desarrollo de la agricultura.
En este rubro, dijo el precandidato, es preciso echar a andar el distrito de riego y que la Federación repare toda la infraestructura.
Comprometido en respaldar con su gestión todas las obras que demande Juchitán, Emilio Mendoza Kaplan señaló que el periférico para esta ciudad está a punto de comenzar desde el canal 33 hasta la gasera, con un puente en Cheguigo y su culminación en la colonia Reforma.
El precandidato priísta también mostró su preocupación por la necesidad de que Juchitán cuente con una central de abasto, un relleno sanitario y que la planta de tratamiento de aguas residuales llegue a su terminación.
Para concluir y agradecer las grandes muestras de solidaridad de sus compañeros priistas hacia su precandidatura, Emilio Mendoza Kaplan les invitó a trabajar juntos porque Juchitán merece un mejor futuro.