OAXACA, Oax. 24 de septiembre de 2021.- La interrupción del embarazo en Oaxaca ya es un servicio de salud básico.

Por ello, a la par de las modificaciones legales, los Servicios de Salud están capacitando a su personal para cumplir con este derecho garantizando la salud de las mujeres y evitando la muerte de mujeres que soliciten dicho servicio.

El Congreso de Oaxaca aprobó recientemente las modificaciones que establecen que a más tardar, las mujeres que lo soliciten deberán ser atendidas en un período no mayor a tres días.

Además, garantizar la no discriminación, la gratuidad, la accesibilidad, aceptabilidad y sobre todo, la calidad del servicio.

Los Servicios de Salud de Oaxaca informaron que buscan la interrupción del embarazo desde un enfoque humanístico, con base en los derechos humanos y atendiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La interrupción del embarazo podrá efectuarse en las seis jurisdicciones sanitarias que dependen de la Secretaría de Salud durante las primeras 12 semanas de gestación.

“Lo primordial es que las mujeres con capacidad de gestar, que requieran servicios de aborto seguro dentro del estado de Oaxaca, tengan acceso a una atención con personal profesional, oportuna, resolutiva, integral y segura, basada en la mejor evidencia científica disponible, con perspectiva de género y de derechos humanos”, informaron los SSO.

En un comunicado, la directora del CNEGSR, Karla Berdichevsky Feldman, reconoció que el aborto inseguro es un problema mundial, pero se agudiza en Latinoamérica, donde la proporción es más elevada que lo que se registra a nivel internacional.

Tan solo en México se estima que las cifras de interrupciones en condiciones inseguras del embarazo equivalen a más de un millón de casos al año.