CIUDAD DE MÉXICO, 15 de noviembre de 2019.- Adhara Pérez tiene sólo ocho años y ya estudia dos carreras universitarias. Su coeficiente intelectuale s de 162 IQ, dos puntos por encima de Albert Einstein y Stephen Hawking.

Su sueño es convertirse en astronauta, aunque en algún momento pensó que jamás podría lograrlo. Señala Milenio en su portal que proveniente de una colonia de bajos recursos en Tláhuac, a los tres años, mucho antes de saber que era una niña prodigio, Adhara fue diagnosticada con el síndrome de Asperger. Esto le trajo muchos problemas de bullying en la escuela.

Sigan leyendo aquí: Quadratín Michoácan