OAXACA, Oax., 30 de mayo de 2021.- La artesana Adriana Patricia López Velasco habló sobre la tradicional alfarería de Santa María Atzompa, una tradición que perdura en el Valle Central de Oaxaca.

Detalló que los artesanos de Atzompa trabajan con el barro verde y barro natural, que es de color café.

Dijo que la alfarería es una tradición que viene desde muchas generaciones en Atzompa, y aunque en los últimos años los utensilios de peltre y aluminio han aumentado en el mercado, las ollas de barro siguen siendo muy buscadas por locales y visitantes.

«Por ejemplo, los apastles, unas ollas sin asa, que buscan para cuando tienen algún evento o fiesta patronal en municipios de Oaxaca», señaló.

La artesana detalló que la artesanía en barro es muy laboriosa, y que algunas piezas detalladas se llevan hasta 6 días o más.

Explicó que la alfarería puede ser de decoración o utilitaria, y que en la primera categoría entran macetas, ollas decoradas, medios jarrones y hasta dijes y aretes.

Sin embargo, la pandemia les ha afectado como a otros artesanos de Oaxaca, por lo que la artesana invitó a locales y visitantes a recorrer Santa María Atzompa y compren las obras en barro, ya que son el medio de subsistencia de muchas personas.

La cerámica de barro verde de Santa María Atzompa es muy popular y reconocida en Oaxaca y por los visitantes.

El color verde característico de esta cerámica se logra, sobre el barro ya cocido, mediante la aplicación de greta, un polvo que, mezclado con agua, se impregna en cada pieza, la cual se hornea nuevamente.

Y con esta laboriosa técnica del barro verde vidriado, en Santa María Atzompa se elaboran macetas, cazuelas, comales, jarros, ollas y muchos otros artículos utilitarios y de ornato. Dentro de éstos últimos sobresale la cerámica decorada con pastillaje, una técnica que consiste en agregar flores y hojas a las vasijas, que se conoce localmente como “bordar el barro”.