OAXACA, Oax., 11 de septiembre de 2019.- La presidenta de la Fundación Alfredo Harp Helú (FAHH) en Oaxaca, Isabel Grañén Porrúa, rindió un informe sobre los avances que ha realizado la Fundación en las zonas afectadas durante los sismos de 2017.

Señaló que en los dos años después del sismo la Fundación ha aportado 700 millones de pesos en los diversos municipios de Oaxaca, Puebla y Morelos.

Detalló que se han intervenido monumentos históricos como el ex convento, templo y obispado de Santo Domingo Tehuantepec, en donde la supervisión y ejecución de la obra se realiza en coordinación con el INAH.

Asimismo, indicó que en Juchitán de Zaragoza se realiza la restauración del templo y casa parroquial de San Vicente Ferrer, en donde los dos campanarios resultaron afectados.

«Esta obra aunque se quisiera ver mayores avances, se realiza detalladamente, ya que la estructura sufrió grandes daños», explicó.

En la Mixteca apuntó que se realizó la restauración del Museo Regional de Huajuapan de León, mientras que en Mariscala de Juárez se reconstruyó la casa parroquial.

En lo que respecta a vivienda, Isabel Grañén mencionó que la Fundación realizó la restauración de 105 viviendas con valor patrimonial.

Destacó el programa de 1×1 de Citibanamex, en el que FAHHO duplicó lo aportado por los ciudadanos, con apoyo de otras empresas.

Señaló que la FAHHO continuará apoyando las labores de restauración en los diferentes municipios de Oaxaca, ya que es un trabajo que durará muchos años ante tanta afectación que dejaron los sismos.