OAXACA, Oax., 19 de octubre de 2020.- La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través del Centro Mexicano de la Tortuga (CMT), informó que un estimado de 700 mil tortugas golfinas han arribado a las costas de Oaxaca durante octubre.

En un comunicado, se detalló que la cuarta arribada de la temporada 2020 – 2021 inició el 5 de octubre.

El registro preliminar durante los seis días de duración de la arribada a la playa Morro Ayuta, en San Pedro Huamelula, es de 280 mil anidaciones de tortuga golfina.

Por su parte, en el Santuario Playa de Escobilla, en Santa María Tonameca, durante la arribada de once días se estima de manera preliminar, que anidaron casi 420 mil tortugas golfinas.

Dado que entre los meses de septiembre y noviembre se dan las arribadas más grandes, se intenta reforzar todas las medidas necesarias para garantizar la vigilancia y protección del hábitat reproductivo de los quelonios; en las dos arribadas más recientes, además se han iniciado operativos para informar al turismo sobre diferentes aspectos relativos al cuidado de esta área natural protegida. En este esfuerzo se ha contado con el apoyo de otras instancias como la Guardia Nacional.

La arribada, además de ser una conducta reproductiva exitosa para las tortugas marinas, es también un atractivo turístico para muchas personas.

Por ello, se hizo un llamado a quienes estén interesados en acudir al Santuario Playa de Escobilla lo hagan de forma responsable y ordenada, siguiendo las recomendaciones emitidas por las autoridades del sector medio ambiente del Gobierno de México, y que están siendo difundidas ampliamente a través de redes sociales por el Centro Mexicano de la Tortuga.

“No debemos perder de vista que la presencia de turistas sin control en una playa de anidación termina siendo una seria perturbación para las tortugas marinas y su hábitat; debido a esto los recorridos turísticos al interior del Santuario de la Playa de Escobilla (que es la única de estas dos playas en las que se cuenta con un esquema para el ingreso de visitantes) se deberá realizar a pie, en grupos de no más de 10 personas y con 30 minutos entre un grupo y el siguiente”, especifican los lineamientos.

Los guías comunitarios autorizados por la Conanp son responsables de que los miembros de los grupos de visitantes cumplan las reglas y respeten a las tortugas marinas y a su hábitat de anidación, razón por la cual son aliados para la conservación de la especie y del santuario. Por ello, es importante que los visitantes estén atentos a las indicaciones que les hagan.

Dentro de las principales recomendaciones que se hacen a quienes observan tortugas en su hábitat de anidación, destaca la necesidad de mantener una distancia adecuada y siempre por detrás de las tortugas para no perturbarlas.

Por otro lado, al desplazarse en el sitio se debe evitar pisar donde hay nidos, ya que se compacta la arena y esto dificulta la salida de las crías una vez que han roto el cascarón.