OAXACA, Oax., 25 de noviembre de 2018.- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio realizaron la clausura simbólica de instituciones  como la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca y la Secretaría dela Mujer Oaxaqueña, por considerar su actuación negligente y con fallas.

En un comunicado indicaron que un saldo negativo y el peor escenario de violencia que impacta en la vida y seguridad de las mujeres es el legado que deja Enrique Peña Nieto al concluir su sexenio.

Las políticas públicas e instancias encargadas de prevenir, atender, investigar y sancionar la violencia contra las mujeres, han sido ineficientes y sin perspectiva de género, señalaron.

Aunado a ello, las procuradurías o fiscalías en lugar de garantizar el acceso a la justicia, la obstruyen. Son “negligentes y omisas”, como lo reconoció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la sentencia de Mariana Lima, emitida en marzo de 2015.

En la protesta realizada en la Fiscalía General de Justicia del Estado, en la Experimental, estuvieron presentes familiares de la fotoperiodista Maria del Sol Cruz Jarquín, quien muriera de manera violenta el 2 de junio en el Istmo de Tehuantepec.

Su madre, la periodista Soledad Jarquín Edgar ha reiterado  que no quitará el dedo del renglón y que seguirá exigiendo justicia por la vida de su hija.

De acuerdo con datos recabados por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), el 40% de las víctimas de feminicidio de 2014 a 2017, tenían entre 21 y 30 años de edad, y en el 70% de los casos, las mujeres fueron asesinadas en el ámbito público.

Las causas de muerte documentadas fueron: golpes, estrangulamiento, asfixia, quemaduras, envenenamiento, mutilación, agresiones con armas de fuego, entre otras.