OAXACA, Oax. 10 de octubre de 2019.- En relación con los hechos de violencia registrados el pasado 6 de octubre en Santiago Xanica, en los que resultó muerto un integrante de la Agencia Estatal de Investigaciones, la organización Comuna Oaxaca emitió un comunicado a la opinión pública en la que expone lo siguiente:

“Quienes participamos en Comuna Oaxaca condenamos la violencia, lamentamos profundamente la pérdida de cualquier vida humana y nos solidarizamos con los familiares y amigos de la persona fallecida.

– Comuna Oaxaca condena también la inacción del gobierno estatal frente a este y al resto de conflictos en la entidad, pues con ello permite y alienta la violencia. El gobierno del estado acostumbra dejar sin solucionar los conflictos, en lugar de resolverlos; permanentemente establece acuerdos que firma en minutas que nunca son cumplidas, y deja que las confrontaciones entre las comunidades se resuelvan por sí mismas. En ese contexto, la violencia es recurrida por las comunidades ante los oídos sordos de los funcionarios encargados de la política interna, pero la violencia también es usada por el propio gobierno como mecanismo para desmantelar y criminalizar movimientos sociales legítimos.

– En razón de su pasividad e indolencia, responsabilizamos al gobierno del estado por generar violencia en las comunidades de Oaxaca, específicamente a los funcionarios encargados de la política interior, por incumplir de manera reiterada su obligación legal de “facilitar la conciliación, acuerdos y resolución de conflictos políticos y/o sociales, proveyendo lo necesario para mantener relaciones armónicas entre sus habitantes” y “concertar acciones y participación de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo, con el fin de garantizar la gobernabilidad del Estado, coadyuvando en la formulación de propuestas sobre planeación, aplicación y orientación de las políticas públicas”.

– Exigimos a la Fiscalía General del Estado realizar una investigación profunda y seria que conduzca a la identificación plena de la o las personas responsables de la violencia, que derive finalmente en el castigo a quienes hayan maquinado, orquestado y cometido los delitos cometidos en Santiago Xanica. Es necesario que las actuaciones ministeriales se basen en la investigación de hechos, a diferencia con lo que hasta ahora ha mostrado la Fiscalía, que apenas iniciadas las indagatorias ya determinó e hizo pública la supuesta participación de una organización social, violentando de manera grave el debido proceso, criminalizando a una organización, a sus integrantes y a su trabajo pacífico por demandas legítimas, y propiciando su descrédito social.

– Exigimos también a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca mantener estrechamente vigilada la actuación de la Fiscalía en este caso, evitando ser cómplice de la posible orquestación de escenarios construidos por el gobierno con el fin de desmantelar la resistencia pacífica de la comunidad y sus organizaciones. Llama la atención que los reivindicados como agentes de la Policía Estatal hayan sido mostrados en video vestidos de civil, por lo que no se debe descartar la posibilidad de que el gobierno del estado, a través de sus distintas dependencias, esté usando agentes infiltrados y grupos paramilitares con el fin de golpear a la movilización popular y desacreditar a las comunidades y organizaciones disidentes, como históricamente ha sucedido en otros casos.”