OAXACA, Oax. 25 de febrero de 2018.- El político priista Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, consideró este domingo que Oaxaca está a tiempo de rescatar la dignidad de la política y elegir quienes garantizar servir con pasión, lealtad y convicción, pero sobre todo con resultados.

Durante un encuentro con la militancia de su partido, el Revolucionario Institucional, dijo que “este es mi momento, este es nuestro momento” para hacer escuchar su voz y sus ideas.

Arropado por unos cinco mil priistas que están adheridos a diferentes organizaciones como la CROC, la CNC, la CNOP y otras, dijo que es tiempo de que en el PRI se dejen atrás las decisiones unilaterales, cerradas al acuerdo.

Es tiempo, dijo, de que los institutos políticos se abran a la ciudadanía y se privilegien proyectos triunfadores.

“Estamos a tiempo de rescatar la dignidad de la política, a tiempo de abrir el debate, de escuchar a quienes piensan diferente; estamos a tiempo de devolver a la política su honorabilidad y demostrarle a la ciudadanía que tomamos muy en serio ser sus representantes”.

En un mensaje que leyó a sus seguidores, Héctor Pablo dijo que cree en la dignificación política “y nos enorgullece defenderla”.

En su opinión, la definición de candidaturas son decisiones vitales “no podemos tomarlas a la ligera, es nuestro deber ciudadano decidir bien, decidir lo correcto y apoyar a quienes han demostrado que sí cumplen”.

Hizo un recuento de los 30 años que ha incursionado en la política “con la convicción de servir a la gente” y su decisión de entrar al servicio público “porque sé que desde ahí se puede cambiar para bien y para siempre la vida de las personas, en especial, de quienes sufren carencias”.

Soy un hombre de resultados, dijo, desde todas y cada una de las posiciones que he ganado por mi estado.

“Es Oaxaca mi origen y destino, el más grande de mis compromisos”, expresó al tiempo de enviarle un saludo afectuoso, como siempre lo ha hecho, al gobernador Alejandro Murat.

“Se equivocan quienes piensan que este movimiento busca enfrentar a alguien”, planteó.

La lucha va más allá, expuso, esta lucha busca terminar con decisiones cupulares que arrebatan oportunidades de participación a quienes con hechos tangibles hemos dado resultados en beneficio de la gente y de Oaxaca.

También expresó su respaldo incondicional al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con quien dijo, “trabajamos incansablemente para demostrar que cuando se les da grandes oportunidades a los oaxaqueños se logran grandes resultados”.

Refirió que en su última responsabilidad, Liconsa dejó de ser una empresa en quiebra, para hacer una empresa con dividendos y con superávit, y dijo que han estado con la gente en Oaxaca “en las buenas y en las malas”.

Si algo define mi carrera, expresó, es la lealtad, mi actuar institucional, mi condición de hacer equipo para quienes garantizan servir, he sabido reconocer cuando es mi momento y cuando no lo es “estoy aquí con ustedes porque este es mi momento, es nuestro momento”.

No es el tiempo de la improvisación, no es el tiempo de menospreciar la política, eso no es lo que quiere la gente, eso no es lo que la militancia merece, eso no es lo que Oaxaca necesita, añadió.

Para Héctor Pablo, hoy Oaxaca necesita fortalecer su liderazgo, respaldar experiencias comprobadas, necesitan acuerdos de altura, de diálogo abierto, de consensos evidentes, de debate propositivo.

Oaxaca nos necesita convencidos, competitivos, fuertes y unidos.

Por eso, mencionó, debemos convocar a quienes como nosotros, desean consolidar opciones competitivas y triunfadoras, para que alcemos la voz y honremos los valores de justicia y democracia que son los principios que nos unen y las causas que defendemos.

Lo hacemos con la convicción de que seremos escuchados y triunfará la justicia y la razón, manifestó.

Me he preparado para hacer política con dignidad, conozco las necesidades de nuestra gente, sé responder a las demandas ciudadanas y he dado solución efectiva, como muchos de ustedes, a problemas reales, abundó.

“Nos mueve Oaxaca, nos vigoriza el respaldo que nos demuestran desde aquí y ahora, la Costa, la Mixteca, la Sierra Sur y Norte, la Cuenca, La Cañada, los Valles Centrales, lo decimos en una sola voz: este es nuestro momento, la oportunidad de no fallarle, es una oportunidad de hacer grande a los oaxaqueños y demostrar con convicción, yo estoy listo, ustedes deciden”.

Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva es aspirante a la candidatura al Senado por la alianza PRI-Verde-Nueva Alianza, al igual que otras personas que le acompañan y buscan competir en la contienda por las alcaldías, las diputaciones locales y federales.

Este domingo se reunió con miembros de la Fundación Hagámoslo Posible, de quienes recibió un reconocimiento, junto con militantes de otras expresiones del PRI.