SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 29 de agosto 2020.- Esta vez no fue un rostro, ni dos, fueron todos, protagonistas de una de las más cruentas -pero también esperanzadoras- batallas en tiempos de Covid 19: el personal médico y militar que despacha en el Hospital Insabi N° 12 Ignacio Morones Prieto, de San Luis Potosí. Con ese reconocimiento, el Mtro. Enrique Galindo Ceballos -presidente ejecutivo de Quadratín SLP- ponderó el liderazgo del director, Teniente Coronel de Infantería D.E.M. José Rafael Jiménez Bermúdez, al enfilarse hacia las entrañas de la lucha por la vida.

Lo primero fue sortear un riguroso filtro sanitario, donde afanosos militares explican con detalle en qué consiste la revisión para permitir la entrada; miden la temperatura, el nivel de oxigenación y al final, colocan gel antibacterial en las manos.

En el acceso, recepción y pasillos, se mezclan los llamados ángeles blancos y los verde militar, haciendo mancuerna para librar este episodio de incertidumbre para muchos, pero principalmente para quienes tienen la mala fortuna de contagiarse.

Siga leyendo aquí: https://bit.ly/3hHvg3k