OAXACA, Oax., 14 de febrero de 2018.- En la Catedral de Oaxaca el arzobispo emérito de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello impuso la ceniza a los fieles católicos y ofició una misa por el inicio de la Cuaresma.

Con esta acción llamada ‘miércoles de ceniza’ el mensaje es muy concreto, dijo, “Dios misericordiosos se preocupa y nos llama a que enderecemos el camino, nos tiene paciencia, no quiere la muerte del pecador, de nadie, por más criminal que sea, Dios se vuelve y nos llama desde el corazón”.

La Cuaresma inicia con el miércoles de ceniza y concluye el Jueves Santo, para dar paso a la Pasión de Cristo.