Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

El Kremlin se ha propuesto desestabilizar las elecciones

Alberto Carbot | Café para todos
 
| 07 de febrero de 2018 | 7:33
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero de 2018.- A lo largo de su ya enfermiza obsesión por llegar a cualquier costo a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador ha dado sobradas muestras de cinismo y chabacanería. En esta ocasión, cuando se habló del riesgo latente de que hackers rusos interfieran para inclinar la balanza del proceso electoral en México -como lo hicieron en las pasadas elecciones presidenciales de Estados Unidos-, con una sonrisita burlona intentó descalificar las aseveraciones.

Sin embargo, más allá de las burlas y risitas que han provocado los innumerables “memes” surgidos a raíz del video publicado el pasado 18 de enero en su página oficial de Twitter  -en el que el inefable mesías tropical jocosamente afirma que ahora es Andrés Manuelovich y se encuentra a la espera del oro de Moscú-, se esconde la amenaza real de la intervención de Rusia en las próximas elecciones presidenciales.

De igual forma como sucedió en Estados Unidos en la pasada contienda electoral de 2016 -que desembocó en una impensable victoria para el entonces candidato republicano Donald Trump-, las alarmas han comenzado a encenderse ante la posibilidad muy real de que los personeros del gobierno encabezado por Vladimir Putin pueda influir y aún manipular cibernéticamente los resultados del Instituto Nacional Electoral (INE), para generar una gran confusión y favorecer inicialmente al dueño de Morena, en tanto no se disponga físicamente de las actas.

Uno de los periodistas que no han tomado a la ligera las palabras del señor López Obrador, es León Krauze, quien al día siguiente del mencionado tweet, publicó en el diario The Washington Post, el artículo “La posibilidad de que Rusia se inmiscuya en las elecciones en México no es una broma”, en el que afirma que el morenista  “debería ofrecer certeza absoluta, tanto dentro como fuera de México, de que no existe asociación sospechosa alguna dentro de su equipo y su campaña”.

Krauze se refirió a Irma Eréndira Sandoval Ballesteros -la presunta secretaria de la Función Pública propuesta por el tabasqueño, en caso de ganar las elecciones-, y esposa del activista John Ackerman, principal consejero político de López Obrador, quien este lunes se regodeó haciendo suya la frase: la única manera de que haya un cambio pacífico es con López Obrador. Si nos vuelven a robar la elección, va a haber chingadazos”, como una amenaza de lo que nos espera.

Hay que decir que tanto Ackerman como Sandoval Ballesteros son colaboradores del canal de televisión Russia Today (RT).

Sandoval Ballesteros nació en Guerrero y es hija del fallecido ex diputado federal perredista Pablo Sandoval Ramírez, quien fuera dirigente nacional del Partido Comunista Mexicano (PCM), Partido Socialista Unificado de México (PSUM) y Partido Mexicano Socialista (PMS).

En su artículo, Krauze destaca que Herbert Raymond McMaster, consejero de seguridad nacional de Estados Unidos, “reveló recientemente  indicios iniciales de una posible interferencia rusa en México”, y advierte que el propio Senado estadounidense ha denunciado que Rusia ha interferido en 20 procesos electorales mundiales, difundiendo noticias falsas y utilizando la información como arma.

McMaster, incluso aseguró que los planes de desinformación rusos ya están en marcha en México.

Al hablar en la undécima conferencia anual sobre terrorismo de la Fundación Jamestown, en el National Press Club, efectuada el pasado 13 de diciembre en Washington, dijo que “hemos visto que éste es realmente un esfuerzo sofisticado para polarizar las sociedades democráticas y enfrentar a las comunidades dentro de esas sociedades crear crisis de confianza y socavar la fuerza dentro de Europa. Ya se han visto señales iniciales de ello en la campaña presidencial mexicana”, puntualizó

“Por ejemplo, con Rusia estamos cada vez más preocupados por estas sofisticadas campañas de subversión y desinformación y propaganda, mediante el uso de herramientas cibernéticas”, manifestó el asesor de seguridad nacional de EU.

Pero McMaster, asesor del presidente Donald Trump no ha sido el único en lanzar la voz de alerta. También lo hizo ya David Salvo, egresado de la Universidad de Georgetown, especialista en política exterior de EU hacia Europa y Eurasia, con particular enfoque en Rusia.

Asesor de asuntos de seguridad internacional -y miembro del Fondo Marshall Alemán de los Estados Unidos para el Fortalecimiento de la cooperación transatlántica (GMF) por sus siglas en inglés-, David Salvo, se ha referido recientemente a la influencia rusa en las elecciones de México y Colombia.

Aseguró que “el esfuerzo continuo de Rusia para destruir la fe en la democracia no es solo un problema para Estados Unidos y Europa. El Kremlin se ha propuesto desestabilizar las elecciones mexicanas y colombianas, incluso captando la atención del Asesor de Seguridad Nacional HR McMaster, y ha fortalecido sus instrumentos de influencia política en ambos países”.

El analista recordó que desde 2015, John Kelly -el hoy jefe de gabinete de la Casa Blanca, en su calidad de Comandante del Comando Sur-, advirtió que Rusia ha buscado una mayor presencia en América Latina a través de propaganda, venta de armas y equipos militares, acuerdos antidrogas y comercio.

“Además, Kelly advirtió que Rusia, bajo el presidente Putin, ha vuelto a utilizar las tácticas de la Guerra Fría, y está usando la proyección de poder en un intento de erosionar el liderazgo estadounidense y desafiar su influencia en el Hemisferio Occidental…”

En su reciente análisis, “Influencia rusa en las elecciones mexicanas y colombianas”, David Salvo especifica que Russia Today (RT), el principal aparato de difusión de la desinformación en Latinoamérica, ya se enfocó en las elecciones de 2018 en México y Colombia, particularmente en su canal de YouTube en español, que según los informes llega a casi 4.5 millones de televidentes mensuales y posee aproximadamente 400 mil suscriptores.

Subraya que la posible interferencia rusa en las elecciones de 2018 en México y Colombia “es parte de una estrategia mayor para interrumpir las relaciones entre Estados Unidos y América Latina, al apoyar a figuras autoritarias que son hostiles a los Estados Unidos y Occidente”.

“¿Por qué el Kremlin está interesado en las elecciones mexicanas de 2018?” se pregunta el analista y considera que un argumento plausible, delineado por Vladimir Rouvinski en el Instituto Kennan del Wilson Center, es que Rusia ve a México como el vecino cercano “near abroad”  de Washington y quiere vengarse de la interferencia estadounidense en el espacio postsoviético, la llamada “esfera de influencia” de Rusia. La cobertura de Russia Today en español ha incluido contenido anti-estadounidense y ha tratado de abrir una brecha entre los dos vecinos -asegura.

Manifiesta igualmente que en septiembre de 2016, la agencia televisora rusa en español comenzó a transmitir “La Batalla por México”, un blog semanal de video del activista de Morena, John Ackerman.

“El blog de Ackerman parece tener dos propósitos principales: enmarcar a los Estados Unidos como una amenaza existencial para México y convencer a los votantes mexicanos para que apoyen a Andrés Manuel López Obrador, un candidato izquierdista que está ganando popularidad apelando al nacionalismo mexicano y al sentimiento anti Trump.

“Este será el tercer intento del político para buscar la presidencia, pero esta vez -asegura David Salvo-, cuenta con el apoyo adicional de los medios patrocinados por Rusia y su creciente audiencia en México.

“Ackerman les dice a sus televidentes que López Obrador es el único candidato dispuesto a enfrentarse al presidente Trump y defender los derechos de los mexicanos, tanto en México como en los Estados Unidos. López Obrador ha llamado al presidente de México, Peña Nieto, “un líder débil que podría venderle México a Estados Unidos”.

Refiere el analista que desde 2015, Ackerman solicitó a Russia Today apoyo político para López Obrador cuando fue entrevistado en The Keiser Report, un programa de noticias y análisis financiero que conduce Max Keiser.

“Max: si en los próximos años, contamos con el apoyo y la atención internacional de los medios independientes, como el de usted, y otros más, México triunfará, y seremos otro ejemplo como Syriza, (el partido opositor griego) como Podemos (en España), y quizás aún más, y justo en el patio trasero de Washington”, le dijo Ackerman al conductor de The Keiser Report.

“Igual de preocupante para las perspectivas de interferencia extranjera es el estado de la seguridad electoral en México”, dijo el analista, quien mencionó que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha creado un portal en línea que permitirá a los ciudadanos votar desde el extranjero durante las elecciones de 2018.

David Salvo agregó que según un informe del INE preparado con Google Analytics, computadoras rusas han estado haciendo la mayor cantidad de visitas al sitio web del portal y el 65 por ciento de las entradas proceden de San Petersburgo, y que “estos datos despiertan inquietudes sobre el fraude en el proceso de votación real, lo que podría afectar los resultados o socavar la fe de los mexicanos en la credibilidad de las elecciones”.

El análisis del académico y exfuncionario del Servicio Exterior del Departamento de Estado, menciona que “las redes de medios en español del Kremlin están promoviendo historias falsas y contenido inflamatorio para incitar el miedo y la hostilidad hacia Estados Unidos y socavar la fe pública en las elecciones democráticas, a través de esfuerzos coordinados entre Rusia y Venezuela, que ya ha establecido plataformas de desinformación en América Latina, que pueden movilizarse para infiltrarse en las elecciones de México y Colombia”.

“Lo que sabemos con certeza -reitera David Salvo-, es que los esfuerzos del Kremlin por influir en la opinión política en América Latina trascienden las elecciones de 2018, buscan dividir a las naciones latinoamericanas de los Estados Unidos y seguirán afectando el panorama geopolítico del hemisferio occidental”, expone finalmente.

Como se puede deducir, los nexos de complicidad Rusia-Venezuela, para tratar de influir a favor del candidato de Morena en las elecciones federales de julio próximo, no son descabellados como López Obrador pretende ridículamente hacernos creer.

Así pues, el chiste del Andrés Manuelovich que espera el oro de Moscú, no tiene nada de divertido y sí mucho de aterrador. Venezuela podría convertirse en el espejo de los mexicanos.

Granos de café

…Desde mediados de septiembre pasado en las redes sociales se viralizó una propuesta para que la asignación de prerrogativas económicas a los partidos políticos se cancelara y ese dinero, de todos los mexicanos, se destinara para las tareas de reconstrucción por los daños causados por los sismos del 7 y 19 de septiembre. Resultó en una buena intención, pero hasta allí.

La fuerza de las redes sociales no superó sus limitaciones y demostró sus muchas inconsistencias, como para convertirse en verdadero agente de cambio.

Hoy el tema vuelve nuevamente a la palestra, ante la difusión de los montos que se asignarán con dinero público a las campañas: 45.6 mil millones de pesos -es decir la mitad de lo que el país tendrá que invertir para recuperar la infraestructura carretera, educativa, en salud y un largo etcétera afectada precisamente por dichos sismos-, según la información revelada por el Ejecutivo Federal en esos aciagos días.

El hecho -indignante no sólo por el monto, sino por el descrédito de los institutos políticos y sus candidatos-, necesariamente llama la atención y obliga a reflexionar sobre la fragilidad de la sociedad en su conjunto, frente a ese poder real, que, nos guste o no, está conformado por gobernantes y dueños de los medios de producción.

Con 45.6 mil millones de pesos -en un país donde coexisten más de 60 millones de pobres-, se podría crear un sistema educativo sólido que sirviera como base para la regeneración social desde sus cimientos, ya que sobra decirlo, es la principal debilidad nacional, y no para mantener a una clase de vividores profesionales de todos los matices, que cíclicamente contienden por supuestos cargos de elección popular…

…Una reacción desproporcionada lo constituyó la renuncia a sus grados Doctor Honoris Causa -por la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach)-, de la académica y feminista Mercedes Olivera Bustamante y del primer rector de la institución, Andrés Fábregas Puig.

Ambos tomaron la medida, esgrimiendo el hecho de que la Junta de Gobierno determinara entregar esta misma distinción al General Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), institución a la que Olivera Bustamante desmesuradamente responsabilizó de la inseguridad, desapariciones, muertes y feminicidios en el país, “impunemente legalizados”, dijo la activista.

Fábregas Puig justificó su decisión al señalar que los principios de reconocimiento de las trayectorias académicas y humanistas, la obra escrita y docente, el trabajo de investigación científica y de difusión del conocimiento en la Unicach, se han visto seriamente vulnerados.

En la sociedad mexicana se vale discrepar, pero posiciones individuales y tan radicales como éstas, distan abismalmente del juicio que la mayoría de los mexicanos tienen sobre el trabajo que esta gran institución ha realizado para resguardar la seguridad de la población y mantener la armonía social.

Más allá de los planteamientos maniqueístas, el accionar como dique a la delincuencia organizada en el país, por parte del Ejército, Marina y Fuerza Aérea es digna de reconocimiento…

Sus comentarios envíelos al correo [email protected]