OAXACA, Oax. 29 de julio de 2019.- La entrega de la ofrenda es uno de los momentos que causan mayor alborozo en el auditorio Guelaguetza.

¡Aquí!, ¡Aquí!, gritan entusiasmados los asistentes a esta fiesta, estirando las manos para obtener algunos de los productos que cada región trae a la rotonda de la azucena.

Guelaguetza significa dar, es una tradición milenaria de Oaxaca que consiste en apoyar al prójimo en diversas circunstancias: el matrimonio o la muerte.

Este lunes, segundo Lunes del Cerro, la esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador se unió a la fiesta, lo mismo que el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, y otros invitados.

Todos aventaron su Guelaguetza mientras que las delegaciones presentes interpretaban sus bailes.

Cada una de las 13 delegaciones asistentes trajo consigo diversos productos: tortillas, café, plátanos, piñas, sombreros, que el público atrapa y guarda.

Es el encuentro de etnias más importante de América Latina y la fiesta grande de Oaxaca, que comparte música, tradición, alegría.

El programa de este lunes inició con las chinas oaxaqueñas, después siguieron San Vicente Coatlán, San Juan Bautista Tuxtepec, Santa Catarina Ticuá, Tlaxiaco.

El programa medio dispuso de San Francisco del Mar, San Andrés Solaga, Huatla de Jiménez, Huajuapan de León, Cuilápam de Guerrero, San Pedro Ixcatlán y El espinal.

También esperan a San Carlos Yautepec y Santiago Pinotepa Nacional.

Los turistas, tanto nacionales como extranjeros han disfrutado esta mañana de la magia, el color y las tradiciones de los pueblos indígenas de Oaxaca.