OAXACA, Oax. 31 de octubre de 2019.- Una Catarina que adornaba un establecimiento en la Ciudad de Oaxaca de pronto desapareció.

La figura, esbelta, con un vestido azul y cabello largo negro, llamaba la atención de quienes la veían.

Estaba en la calle de García Vigil, casi enfrente del Carmen Alto, en la ciudad de Oaxaca.

Y de pronto, desapareció.

Su robo se esparció por las redes sociales. Mensajes alertando de la desaparición, lo que parecía un robo.

Nadie supo cómo, pero los mismos usuarios de redes la localizaron.

La catrina apareció en el Mercado de Abasto ¡en un puesto de pollos!.

Y la historia tuvo un final feliz. La persona que la había adquirido, de un supuesto vendedor desconocido, la entregó a su propietario original.

En Oaxaca hay infinidad de leyendas. Las que mencionan de una carreta, la de La Llorona, la del callejón del Muerto.

Y ahora, la de La Catrina, que misteriosamente desapareció, sin que nadie se diera cuenta de quién y de cómo.