TACÁMBARO, Mich., 5 de junio de 2019.-Ante los reclamos de los aguacateros porque el gobierno cese las acciones contra las huertas ilegales de aguacate, el Gobernador Silvano Aureoles llamó a los productores del nombrado oro verde a entrar en un proceso de regularización y legalidad, a fin de evitar acciones de la autoridad.

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, el mandatario reconoció la importancia del cultivo de aguacate, la generación de empleos, y la derrama económica que produce, pero subrayó que el este crecimiento no debe ser a costo del deterioro ambiental ni de la devastación forestal por el cambio de uso de suelo.

Silvano Aureoles subrayó que es criminal las acciones por cambio de uso de suelo al incendiar los bosques y recordó que hace no muchos años, Míchoacán producía 2 millones cúbicos de madera al año, pero debido al daño, ahora solo se generan poco más de 400 mil metros cúbicos.

Ante ejidatarios, productores de aguacate, funcionarios federales y estatales, Silvano Aureoles dijo que dicha reducción contribuyó al saqueo ilegal de los recursos forestales. Manifestó que en el caso del aguacate, desde hace dos décadas, la Semarnat no ha entregado ningún permiso de cambio de uso de suelo, pero el crecimiento de las huertas de aguacate contrasta con ello.

El perredista mostró su preocupación por el grave deterioro ambiental y por el fracaso de la políticas públicas en favor del ambiente y llano a cerrar filas en torno a un nuevo marco de acción. 

En este sentido, Silvano Aureoles recordó que su administración ha emitido decretos, endurecido las leyes, fijado nuevos impuestos, que son rechazados por todos, hasta por los diputados del PVEM, pero el problema de conciencia persiste, de ahí la necesidad de impulsar un modelo de educación ambiental desde la edad preescolar.

Precisó que el gobierno no está en contra de sistema de producción agroalimentaria, por el contrario, lo alienta y apoya, pero no al alto costo de degradar el medio ambiente que es patrimonio de todos.

En esta gira de trabajo también estuvo presente Luis Felipe León Balbanera, alcalde de Zacapu, una de las ciudades más afectadas en los últimos 10 años por la tala inmoderada y cambio de uso de suelo.

En esa zona, a diferencia de años anteriores las quemas registradas no fueron sobre árboles o matorrales, sino para limpiar sus terrenos.

Ahí la expansión de las huertas aguacateras creció en los últimos 10 años bajo los gobiernos del PRD, PAN y MC.