OAXACA, Oax., 29 de junio de 2020.- El director del Instituto del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca (INPAC), Amando Bohórquez Rodríguez, informó que la zona de los Ozolotepec, en la Sierra Sur, es el área que presentó los monumentos históricos más dañados por el sismo de 7.4 del pasado 23 de junio.

En entrevista, detalló que se han revisado los monumentos de San Juan Ozolotepec y San Francisco Ozolotepec, así como comunidades aledañas, para verificar si se encuentran con daños graves o moderados.

Continúa el Ejército en la zona de Ozolotepec

En el centro de San Juan Ozolotepec instalaron una brigada del Ejército que por la sede que tienen en Miahuatlán llegó más pronto que las demás autoridades a la zona. Aún continúa el Plan DNIII de auxilio a la población. | Colaboración especial @hugovelasco18

Posted by Quadratín Oaxaca on Friday, June 26, 2020

En lo que respecta a la Catedral de la Sierra, ubicada en San Juan Ozolotepec, señaló que tiene afectada la fachada y cuenta con un desplazamiento en los campanarios que, producto de un asentamiento, hicieron que se ladeara.

“En estos monumentos históricos la ‘pérdida total’ no existe, por lo que en la Catedral de la Sierra se realizará un proyecto para su restauración”, indicó.

Dijo que como dato preliminar, en los 72 municipios oaxaqueños que entraron en la Declaratoria de Emergencia, se han detectado aproximadamente 100 monumentos históricos con daños.

Sin embargo, personal del INPAC y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) continúan evaluando los monumentos de los municipios afectados, por lo que la cifra podría aumentar al concluir el análisis.

El director del INPAC explicó que no todos los monumentos son históricos, por lo que se continúan evaluando cuáles edificios dañados entran en esa categoría y cuáles no.

Asimismo, dijo que el INAH y el INPAC trabajarán en la restauración de los monumentos históricos, cuyo primer paso es el aseguramiento del inmueble para evitar que se debilite más o se caiga por un posterior movimiento telúrico.

De igual forma, detalló que cada monumento requiere una evaluación particular para definir sus criterios de restauración con base en su temporalidad.

Armando Bohórquez dijo que los bienes inmuebles de las iglesia consideradas monumentos históricos fueron protegidos, embalados y resguardados por los párrocos de cada templo.