CIUDAD DE MÉXICO, 21 de enero de 2020.- La lucha ecológica por el planeta es lo que suena más fuerte previo al Vive Latino 2020, es su pulmón, que da oxigeno a su corazón: la música, para que siga gozando de cabal salud. Por lo que el Festival Iberoamericano de Cultura Musical maneja un nuevo término para integrarlo a la vida: la sostenibilidad, el equilibrio generado por la relación armónica entre acciones ambientales, sociales y económicas.

«Sentimos que la única forma de cambiar algo que no te gusta es entender y analizar perfectamente lo que quieres transformar y les aseguro, que uno de los ejes de cambio es la conciencia ambiental», externó el director del festival, Jordi Puig, en la presentación del VL2020, donde lucieron varios músicos.

Luego de la actuación, con una guitarra, de Silvana Estrada, subir el telón del Teatro Metropólitan y que Ely Guerra diera la bienvenida a la prensa, Jordi Puig propagó el mensaje principal de la vigesimoprimera edición del Vive Latino: Mirar a lo ambiental y su idea es consolidar acciones y reforzar otras; por ejemplo, los vasos de cerveza para el festival están fabricados con cebada y no habrá popotes.

«Las concesiones de alimentos y bebidas tienen el compromiso de entregar utensilios biodegradables; comenzáremos con la separación de residuos; ubicaremos contenedores especiales para colillas de cigarros, para reciclarlas y reconvertirlas.

«Reduciremos al máximo la producción de lonas plásticas y continuaremos con la compensación de emisiones de carbono, que da como resultado la reforestación en comunidades de Oaxaca», explicó el también fundador del festival.

Continúe leyendo aquí:

Quadratín México