OAXACA, Oax., 16 de abril de 2019.- Al llegar al Mercado 20 de Noviembre, a dos cuadras y media del Zócalo de Oaxaca, locales y visitantes no pueden evitar el antojo de probar una de las carnes asadas que son uno de los principales atractivos gastronómicos de la ciudad.

El mercado tiene pasillos donde se ofrecen una gran variedad de carnes que pueden asarse en las parrillas que allí se encuentran y después degustarse en las mesas de uso público.

Este servicio único le ha valido a este lugar ser conocido como el Mercado de las carnes asadas, donde diariamente turistas nacionales y extranjeros viven la experiencia de una parrillada con el inconfudible toque oaxaqueño.

Adela, quien se dedica a la venta de carnes, nos mencionó que en los diversos puestos se pueden encontrar desde cecina enchilada hasta chorizo de puerco y tasajo.

Explicó que esta carnes se asan en las parrillas que hay en la el mercado y después los comensales van a las mesas a degustarlas.

“Quien no venga a probar su carne asada, desperdicia su viaje; si no pasan a comer al mercado 20 de Noviembre es como si no hubieran venido a Oaxaca”, declaró.

En las mesas, comerciantes les venden a los comensales los rabanitos, ensalada, guacamole, chiles, cebollas y las bebidas.

La señora Teresa, encargada de servir la verdura que acompaña las carnes asadas, detalló que les sirve guacamole, nopales, chiles, cebollas, o cualquier guarnición que el cliente pida.

En estas vacaciones, los expendedores de las carnes y de las verduras invitaron a los turistas que visitan Oaxaca que se den una vuelta al Mercado 20 de noviembre, para conocer este peculiar servicio.

A unos días de iniciar los festejos de Semana Santa, ya se ve a turistas preparando y degustando los diversos cortes de carne en este mercado tradicional.