OAXACA, Oax. 23 de octubre de 2020.- En México, pese a existir mecanismos de protección para los periodistas, en la realidad están imposibilitados para garantizar la seguridad y la vida de cada uno de quienes ejercen la profesión.

Así lo señalaron en el Foro Desafíos ante la violencia y por la seguridad de Periodistas en tiempos de pandemia, organizado por la Red por la libertad de expresión contra la violencia a comunicadores, en la mesa de trabajo sobre estrategias y mecanismos de protección para los periodistas.

Durante la mesa virtual, la periodista Patricia Mayorga sostuvo que en el país y los estados hace falta la protección jurídica para este sector y quienes se ven forzados a desplazarse por temor a su vida no tienen acompañamiento y tampoco se les garantiza el retorno seguro a sus lugares de origen.

En su experiencia personal, la periodista relató que se vio forzada a salir del país en 2017, luego del asesinato de Miroslava Breach en Chihuahua por su labor periodística, ya que compartían información en diversos temas.

Gerardo Albarrán de Alba sostuvo que son diversas las deficiencias y desventajas de los mecanismos de protección en el país.

Mencionó que con la desaparición del fideicomiso donde existían los fondos para la atención a la violencia que sufren los periodistas, será ahora la Secretaría de Gobernación quien lo operará de manera directa y la que establecerá las reglas para su aplicación. «Lo que se espera es que sean reglas claras y transparentes».

Señaló que el hecho de que existan este tipo de mecanismos, representa que en el país está en grave riesgo la prensa y los periodistas.

Además, detalló que estos mecanismos son reactivos ya que en los hechos están imposibilitados para garantizar la seguridad de todos y cada uno de los periodistas.