XALAPA, Ver., 7 de febrero de 2020.- “Ni hombres armados, ni secuestro, fue un engaño telefónico” del que fue víctima la boxeadora Alma Ibarra, afirmó el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Al ser cuestionado sobre el presunto secuestro de la deportista, previo a su combate final en el Torneo Cuadrangular de Boxeo realizado en Boca del Río, el mandatario estatal dijo que “resultó falso”.

Aseguró que desde el momento en que se tuvo conocimiento se atendió el caso y se localizó a la boxeadora en otro lugar y se le resguardó.

“Actuamos para localizarla, está bien, no tiene ningún daño ni nada, no podemos dar más información porque tenemos que resguardar la integridad de la atleta”.

El Gobernador de Veracruz dijo que tiene todas las pruebas de que la deportista fue víctima de un engaño telefónico y no de secuestro. Adelantó que se va a reforzar la campaña de que el engaño telefónico es muy fácil detenerlo “¿cómo?, cuelga… si se hubiera colgado no hubiera pasado a mayores.