Se consolidó como líder en crecimiento en la región sur-sureste

OAXACA, Oax. 12 de abril de 2019.- La actividad industrial de Oaxaca en 2018 tuvo un incremento anual de 11.15 % siendo el segundo mayor del país, informó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

De acuerdo con la institución, el aumento es casi cuatro veces superior al crecimiento de Nuevo León o Jalisco y más de nueve veces mayor al de la Ciudad de México, lo que contrasta con el crecimiento de sólo 0.9% de la región sur-sureste.

Las mediciones realizadas por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística en torno a los sectores Minero, de la Generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos, Manufacturero y de la Construcción arrojan que Oaxaca solo se encuentra por debajo de Baja California Sur en cuanto al avance de la industria en todo el país.

En el periodo 2017-2018, Oaxaca fue la segunda entidad con mayor crecimiento en el sector de la construcción, al registrar una variación del 17.6%.

Asimismo, reportó un incremento del 8.8% en las manufacturas, colocándose como el tercer estado con mejores resultados en este rubro.

Lo anterior refleja los esfuerzos realizados para revitalizar el sector industrial en la entidad por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, ya que, en contraste, previo a su mandato se registró una caída del 15% entre el 2016 y el 2017.

Esta veloz recuperación no tiene paralelo en la región sur-sureste, en donde Tabasco y Chiapas registraron decrecimientos del -10.14% y -5.81% respectivamente, y en la cual el promedio regional de las variaciones en la actividad industrial fue de -0.9% durante 2018.

Oaxaca se perfila de esta manera para ser el centro neurálgico de la industria en el sur de México, puesto que presenta un desempeño superior también al de las dos regiones con las que colinda: centro y occidente, que registraron promedios de variación del 0.8% y 1.2 % respectivamente.

Generar las condiciones adecuadas para el arribo de capitales en modalidades de inversión respetuosas con las comunidades locales y con el medio ambiente, y facilitar financiamiento, asesoría y acompañamiento a los empresarios locales, demuestran con estos resultados ser estrategias eficientes para alcanzar el desarrollo que Oaxaca necesita y merece.