CIUDAD DE MÉXICO, 12 de septiembre de 2019.- Tradicionalmente se piensa que cada persona tiene un precio, lo que resulta más que debatible; sin embargo, a Ella la oportunidad de demostrarlo se le presenta envuelta en una oferta para trabajar como niñera de un matrimonio joven y adinerado.

En Obsesión, publicada bajo el sello editorial Planeta, la escritora Madeline Stevens va desmenuzando la historia de la nueva niñera y el matrimonio formado por James y Lonnie, quienes parecen tener todas las cosas materiales que Ella no solo no tuvo, sino que ni siquiera soñó con que pudieran existir.

Dinero, poder, seducción y la constante atención de los demás son la sal y la pimienta de la vida de Lonnie con la que Ella se maravilla y permite que la enreden -o se enreda- en una maraña de complicidades que tendrían que llevarla a responderse ¿por qué se siente tan atraída por Lonnie? Y ¿por qué Lonnie, teniendo todo lo que posee, se complica la vida con relaciones oscuras, que incluyen tanto a su marido como a otras parejas ocasionales?

Ella, acostumbrada a carecer de todo e intercambiar favores sexuales con hombres que contactaba en bares a cambio de comida, ve en su nueva vida una oportunidad para disfrutar el lujo y la comodidad de la vida; sin embargo, pronto se cuestiona el por qué de las diferencias que tiene con Lonnie, a la que empieza a robar recuerdos, ropa, accesorios, que la llevan a aceptar diversas propuestas que incluyen suplantar la personalidad de su empleadora.

“Hay que decir que tú eres yo y yo soy tú. Es probable que nunca hayan visto una foto mía; no la pedían en la solicitud”, le propone Lonnie a Ella minutos antes de lo que tendría que ser su presentación ante un grupo de artistas que participan en un retiro en un exclusivo y lujoso complejo boscoso.

La extravagante propuesta, por supuesto, incluye el uso de ropa y joyas para presentarse como correspondería en ese caso. “Nunca había visto nada que brillara tanto como el anillo de Lonnie en mi mano. No podía dejar de pensar que probablemente costaría mi salario de todo un año”, admite Ella.

Pero lo que inicia como un juego casi inocente, pronto se descontrola y abre la puerta a sentimientos como la envidia, las heridas no sanadas de la infancia, las carencias y la oscuridad de una noche loca que concluye con la desaparición de Lonnie.

Madeline Stevens (Boring, Oregon): Reside en Los Ángeles. Tiene una maestría en la Universidad de Columbia y su trabajo ha sido publicado en diversas revistas literarias. Durante siete años trabajó como niñera en Nueva York. Obsesión es su primera novela.