OAXACA, Oax., 13 de junio de 2018.- Padres de familia y agentes municipales de San Pedro Pochutla interpusieron una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) en contra de los maestros disidentes de la CNTE por violentar el derecho a la educación de sus hijos que ya llevan 17 días sin clases.

Este miércoles acudieron a las instalaciones de la Defensoría en la Ciudad de Oaxaca para manifestar su inconformidad porque con tal de defender sus intereses políticos y de grupo están afectando a generaciones enteras con esta desatención.

Los padres de familia destacaron que están haciendo un enorme esfuerzo para acudir desde la región de la Costa a estas oficinas, cuando no lo tendrían por qué hacer, para pedir que las autoridades cumplan con su obligación de garantizar el derecho fundamental de los alumnos, de sus hijos.

A unos días de que concluya el ciclo escolar, los profesores tienen más de dos semanas realizando protestas mientras la niñez deja de recibir los conocimientos que en el caso de la educación básica, como su nombre lo dice, son fundamentales para su desarrollo y futuro.

Los inconformes manifestaron que el movimiento magisterial ha perdido justificación social ante el pueblo porque se han convertido en un impedimento para lograr una educación de calidad y con sus bloqueos, dañan severamente la economía de miles de familias oaxaqueñas.

Por ello, pidieron que la Defensoría haga lo necesario a fin de que las autoridades responsables garanticen que haya profesores en las aulas y no en las calles dañando la vida de las personas.