SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 13 de agosto de 2019.- La cita programada se adelantó, el quirófano está listo. Siete horas de intervención marcarán la diferencia entre la vida o el adiós definitivo de quien durante 25 años le arrebató sonrisas a chicos y grandes. Édgar David Mateo Rodríguez, el payaso Palita, solo necesita uno por ciento de probabilidades para sobrevivir, de ahí está agarrado, lo decretó.

“Nos vemos pronto”, dijo recostado en la cama del cuarto número 26 en el hospital donde es atendido poco antes de que unos barberos, le afeitaran la cabeza.

Sin perder el buen humor que lo caracteriza, pero en ocasiones quebrándose, Palita le pidió a los potosinos le regalen una oración para poder superar la malformación arteriovenosa que desde hace algunos años lo aqueja. Ese fue el diagnóstico final después de una serie de estudios dolorosos que los médicos practicaron.

La nota completa aquí:
Quadratín San Luis Potosí