OAXACA, Oax. 8 de enero de 2021.- El presidente municipal de la ciudad de Oaxaca, Oswaldo García Jarquín, está permitiendo el ecocidio de una de las reservas ecológicas más importantes de la ciudad de Oaxaca.

Lo permite, porque aún sin exhibir permisos, hay personas que están lotificando una extensión que va de San Felipe del Agua hacia Viguera, en el área donde el proyecto del libramiento norte quedó trunco.

Ninguna autoridad municipal, a quien le corresponde otorgar las licencias, ha sancionado o actuado para frenar la intervención de esta área natural, si es que lo estuvieran haciendo sin la licencia correspondiente.

Entre las agencias de San Felipe del Agua y Trinidad de Viguera lotificaron terrenos que pertenecen a la reserva ecológica del parque nacional Benito Juárez.

En esa zona, conocida por reunir características ideales para realizar deportes, principalmente ciclismo y atletismo incluso para el de alto rendimiento, ahora está restringido el paso por personas no identificadas.

Durante muchos años fue un paraíso para quienes dedican tiempo a la actividad física, sin embargo, desde hace aproximadamente cuatro meses, empezaron a colocar anuncios de prohibido el paso, propiedad privada.

En un recorrido de Quadratín se observó que construyeron cercas de alambre y que también hay un anuncio de una Zona Residencial Diamante, desarrollo sustentable.

Algunas personas que acuden a realizar actividad física al lugar, señalaron que en últimas fechas llega una gran cantidad de personas en camionetas y vehículos que les impiden el paso de manera agresiva, en ocasiones, a la vista de elementos de corporaciones de seguridad que no hacen nada.

Aseguraron que atraviesan sus vehículos en los senderos y veredas para que no puedan ingresar lo cual es, si no una ilegalidad, una franca irregularidad pues durante décadas han sido paso libre para las personas por ser áreas comunales.

El deporte es una actividad que los gobiernos de los tres órdenes se ufanan en impulsar y desarrollar, pero solo de palabra pues en esta zona que corresponde al municipio de Oaxaca de Juárez, desde hace algunos años se han denunciado estas arbitrariedades en contra de deportistas que optan por actividades en contacto con la naturaleza y de este tipo de terreno.

Asimismo, hay varias denuncias por la venta ilegal y de cambio de uso de suelo de zonas en los que se han construido zonas residenciales sin que hasta el momento haya una investigación que brinde a la sociedad una respuesta satisfactoria sobre estas acciones que se ven, por lo menos, irregulares.

Si las autoridades vendieron terrenos de manera legal, además de demostrarlo ante las constantes demandas para aclarar esta situación, deben garantizar el paso en las zonas que son propiedad de la comunidad y las personas puedan transitar sin que nadie los moleste.