TAPACHULA,Chis.,5 de junio de 2019.-El gobierno de México, implementó un operativo especial encabezado por la Policía militar, elementos de la Marina, Policías federales y agentes de migración para detener  a más de 600 migrantes en su mayoría niños y mujeres que habían ingresado por el puente Rodolfo Robles la mañana de este miércoles.

El operativo se instaló a la altura del kilómetro 12, en el entronque del municipio de Metapa y Libramiento Sur, donde se colocó una valla de fuerzas federales para evitar el paso de la caravana.

El grupo de extranjeros apenas pudo caminar 19 kilómetros de Ciudad Hidalgo a Metapa de Domínguez, donde ya eran esperados por las fuerzas federales.

Al llegar al entronque de Metapa de Domínguez, los migrantes se toparon con el muro militar donde fueron invitados por los agentes de migración para regularizar sus estancia regular en México.

Lo único que pedían los extranjeros es paso libre para poder llegar a la Frontera Norte y lograr el ansiado sueño americano.

A las 13:30 horas, el operativo inició con un diálogo con autoridades federales y los migrantes, pero los extranjeros argumentaron que no querían papeles debido a que ya habían estado al interior de la estación migratoria Siglo 21 y no les resolvieron nada.

Uno de los migrantes de la comunidad garifonas intentó avanzar, pero fue retenido por los elementos federales. Durante cerca de 40 minutos hubo jalones, empujones, gritos y detención de familias que se resistían a subirse a los autobuses y perreras.

Durante el operativo que efectuó las autoridades federales, uno de los migrantes se desvaneció y los elementos de migración pensaron que fingía un desmayo. 

Tras cinco minutos de convulsión, ingresó una ambulancia que subió al extranjero para su atención médica.

El operativo fue presenciado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organismos no gubernamentales defensores de migrantes, quienes pidieron a las autoridades que se agotara el diálogo.

Los más de 600 migrantes fueron detenidos por las fuerzas mexicanas y llevados a la estación migratoria Siglo 21.

Esta caravana salió de San Pedro Sula, Honduras el pasado uno de junio con el objetivo de llegar a Estados Unidos.