JUCHITÁN, Oax. 31 de octubre de 2018.- Los más de 4 mil ciudadanos provenientes de países de Centroamérica se quedaron varados en Juchitán en espera del apoyo gubernamental.

Están pidiendo ayuda para trasladarse en autobuses hacia la Ciudad de México.

La primera caravana de migrantes que salió desde Honduras y en la que participan personas originarias de Guatemala y El Salvador, se quedará en Juchitán un día más.

Gina Garibo, una de las coordinadoras de la caravana informó que en asamblea, los integrantes de la asamblea pidieron el apoyo al gobierno federal y estatal para la movilidad humana.

Si este miércoles no reciben el apoyo de las autoridades, reanudarán su recorrido hacia el municipio de Tehuantepec y después a la ciudad de Oaxaca.

En Juchitán han recibido la solidaridad de los habitantes, quienes les han proporcionado ropa y comida.

También las autoridades brindaron servicios médicos y la Policía estatal realizó rondines para garantizar la seguridad en su estadía temporal por el Istmo.