JUCHITÁN, Oax. 8 de febrero de 2019.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inauguró este viernes sus nuevas oficinas regionales que tendrán como sede el municipio de Juchitán, a cargo de Rocío Reyes López, quien será la titular del organismo en el Istmo.

En conferencia de prensa, Adán Ojeda Alcalá director adjunto del DDHPO, dijo que las oficinas fueron reabiertas en Juchitán dada la importancia del municipio en la región del Istmo, donde comenzarán a recepcionar las quejas y denuncias por parte de la ciudadanía.

Indicó que las quejas que pondrán presentar los ciudadanos serán los cometidos por  servidores públicos del estado o de los municipios del Istmo. Las quejas de funcionarios en materia federal también serán recibidas, pero se canalizarán a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

También la DDHPO brinda orientación en material familiar, civil o penal. De igual forma apoya a las personas en condiciones vulnerables y que sus trámites ante las dependencias de gobierno no sean atendidas.

«Hemos apoyado a personas que requieren de  sillas de ruedas, medicinas, tratamiento del cáncer en niños, hacemos las canalizaciones médicas. También en materia de educación cuando se violan los derechos humanos», expresó.

Adán Ojeda invitó a la ciudadanía a interponer su queja cuando considere que alguna autoridad está violando sus derechos humanos, a las oficinas de la DDHPO en la calle Emiliano Zapata sin número en la colonia Mártires del 31 de Julio de Juchitán.

A nivel estatal la DDHPO atiende unos 3 mil expedientes por año de quejas contra funcionarios. Entre los más señalados son los funcionarios que trabajan en la procuración de justicia, policías y autoridades municipales, así como funcionarios del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y de la Secretaría de Salud.