CIUDAD DE MÉXICO, 26 de mayo de 2019.- La subasta de los vehículos decomisados por la Fiscalía General de la República (FGR), vendió 77 automóviles, siendo los más costosos la camioneta Ford Shelby y el Lamborghini Murciélago 2007.

En una histórica participación, la subasta duró un aproximado de tres horas y recaudó un aproximado de 25 millones de pesos, los cuales aseguró Ricardo Rodríguez Vargas, director general del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), serían destinados para apoyar a dos comunidades de escasos recursos del estado de Oaxaca.

En esta segunda ocasión se subastaron 82 vehículos, de los cuales cinco fueron declarados desiertos ya que no hubo ninguna oferta debido a que eran camionetas que contaban con un alto blindaje, ya que estás pertenecían al desaparecido Estado Mayor Presidencial.

Los autos y camionetas restantes fueron subastados y adquiridos por los compradores que en algunos casos triplicaron el precio de salida, con tal de adquirirlos, ya que eran vehículos decomisados al narcotráfico.

Siga leyendo aquí: Quadratín México