SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 7 de diciembre de 2019.- El primer año del nuevo gobierno federal, 2019, se ha caracterizado por un deterioro en cuanto a la prevención y el tratamiento de por lo menos tres enfermedades: cáncer, dengue e influenza, siendo el sector más sensible por la primera afectación, el de los niños tratados en diversas instituciones nacionales del Sector Salud.

A propuesta del Ejecutivo federal, en fecha reciente el Senado de la República eliminó el programa llamado Seguro Popular y creó -mediante una reforma a la Ley Federal de Salud- el Instituto Nacional de Salud por el Bienestar (Insabi).

Tal decisión generó angustia entre los padres de los pacientes oncológicos quienes temen que sus hijos se queden sin tratamiento, una situación que registrada hasta en el Hospital 50 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la capital de San Luis Potosí.

Sigan leyendo aquí: Quadratín San Luis Potosí