OAXACA, Oax. 25 de marzo de 2020.- El grupo radical que delinquió durante siete días en Oaxaca para presionar al gobierno por recursos y proyectos se retiró este miércoles del Zócalo de la ciudad de Oaxaca.

Durante su estancia hubo bloqueos, protestas, manifestaciones violentas y contaminación, pues contaron en todo momento con letrinas que se instalaron para otorgarle esta comodidad.

Aún así, expelían sus desechos al aire libre, provocando una mayor pestilencia que la que normalmente hay en este sitio, un foco de infección.

Todavía este miércoles estuvieron amedrentando a una empresa privada para que les otorgara transporte, el que finalmente le cubrió el gobierno de Oaxaca a través de la empresa AU.

Esta tarde los individuos violentos, que portaban machetes y palos para su protesta, quitaron sus lonas, casas de campaña, puestos ambulantes, jueguitos y demás artefactos que instalaron en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca.

Quienes se dicen aliados del presidente Andrés Manuel López Obrador recibieron durante su protesta todas las facilidades para afectar a terceros y retornaron a sus comunidades con el apoyo de la Secretaría General de Gobierno.