OAXACA, Oax., 18 de octubre de 2020.- El ayuntamiento de San Pedro Pochutla comenzó a cobrar multas de 500 pesos a locales y visitantes por no portar cubrebocas, medida obligatoria para frenar riesgos de contagios de Covid 19.

A través de imágenes en redes sociales, ciudadanos se quejaron que dichas multas son excesivas por parte de la autoridad municipal, cuando derivado de la misma pandemia la economía está debilitada entre las familias oaxaqueñas.

A través una fotografía, el ciudadano Jeser Addiel Reyes Maldonado se quejó del pago elevado que le cobraron por el concepto de multa administrativa por no portar el cubrebocas.

Por su parte, la autoridad de este municipio ubicado en la Costa de Oaxaca justificó que el cobro de multas se basa en el artículo 44 fracción lX, mediante el cual se dicta el acuerdo o acciones que contra vengan disposiciones de autoridades en materia sanitaria que ponga en riesgo la salud de la población.

En Oaxaca, con el regreso al semáforo color naranja, diversos municipios endurecieron sus medidas de prevención y restricción de espacios públicos, ya que se percibe un relajamiento de las medidas por parte de la ciudadanía.

En particular municipios de la Costa del estado determinaron volverse a cerrar playas para disminuir la afluencia de personas, así como el aforo en espacios públicos y operativos de vigilancia para aplicar sanciones a quienes no cumplan con portar el tapabocas, una medida esencial que disminuye contagios de persona a persona.