OAXACA, Oax., 11 de mayo de 2019.- El nuevo presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), Bernardo Rodríguez Alamilla aseguró que dará seguimiento a la denuncia presentada ante la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, Holanda, por los hechos ocurridos en 2006 y 2007 en la ciudad de Oaxaca.

El expediente del caso acusa a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, así como al entonces gobernador Ulises Ruiz, por delitos que incluyen desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, desplazamiento forzado, tortura y detenciones arbitrarias, que podrían ser tipificados como crímenes de lesa humanidad.

En entrevista, el nuevo presidente de la DDHPO, quien asumió oficialmente el cargo el pasado viernes 10 de mayo, señaló que continuará con el proceso que inició su antecesor Arturo Peimbert Calvo, quien al considerar que en México se agotaron las instancias legales, acudió ante la Corte con sede en La Haya, Holanda.

Por su parte, Flavio Sosa, en esa época vocero de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) indicó que la denuncia se presentó contra el Estado mexicano en virtud de que se ha denegado justicia a las víctimas de más de 20 asesinatos, centenares de personas torturadas y encarceladas y de dos desapariciones.

Conforme al proceso, la DDHPO espera que la denuncia sea admitida y se convoque a los testimonios de las víctimas, se investigue y se determinen las responsabilidad correspondientes por las violaciones masivas y sistemáticas para que haya sanciones.

También le puede interesar:

Llevan a La Haya denuncia contra Ulises Ruiz, Calderón y Fox