CIUDAD DE MÉXICO, 13 de marzo de 2018.- La sentencia condenatoria a 63 años de prisión que, tras diez años de lucha, recibió el cura Carlos López Valdez es emblemática en la Ciudad de México porque abre las puertas a otros juicios por pederastia en la capital, sentenció David Peña Rodríguez, coordinador jurídico del grupo Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social Asociación Civil y abogado de la víctima, Jesús Romero Colín.

“Esta es la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en la Ciudad de México, no hay antecedente alguno y representa un parte aguas en la procuración de justicia en nuestra ciudad”.

Para la víctima, la sentencia es algo que ya no esperaba “no quería hacerme ilusiones, luego llegó y me cayó el veinte, pero me hizo recordar lo que viví en los últimos 10 años”, destacó que vivió muchas trabas, tanto con las autoridades eclesiásticas como con la Procuraduría General de Justicia capitalina.

La nota completa aquí:
Quadratín México