TLAXIACO, Oaxaca .- Con lágrimas, el Cabildo, amigos y familiares del síndico procurador de Tlaxiaco, Perfecto Hernández Gutiérrez, despidieron su cuerpo en el panteón municipal de esta ciudad.

Después  de las 15 horas de este viernes, luego de una homilía en la iglesia de la Virgen de la Asunción, los familiares y amigos de Perfecto Hernández dieron cristiana sepultura al síndico procurador.

En la homilía las autoridades eclesiásticas pidieron al gobierno de Oaxaca que el doble asesinato no quede impune y que la paz social que se vivía antes del 31 de diciembre se vuelva a vivir.

Después de la sepultura, los ánimos en esta ciudad de la región Mixteca son de tristeza y consternación, además de compartir la demanda de justicia entre los habitantes.